Según la UCE incinerar los residuos es entre 7 y 11 veces más caro que el depósito en vertedero

Actualizado 24/02/2010 14:02:17 CET

Alonso dice que si los Ayuntamientos asturianos reciclasen lo estipulado por ley, ingresarían 83 millones de euros anuales

OVIEDO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de UCE- Asturias, Dacio Alonso, y el presidente de Cavastur, Vicente Gutiérrez Solís, aseguraron hoy en rueda de prensa que la incineración de residuos es entre siete y once veces más cara que el depósito en vertedero.

En este sentido, Alonso dijo que desviar los residuos susceptibles de reciclaje hacia la incineración, supone cometer un fraude económico a los consumidores, ya que la Ley de Envases establece que los sistemas de recogida se financian mediante un sobreprecio que abonan los consumidores cuando adquieren el producto.

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, Cavastur, Ecologistas en Acción de Asturias y la propia UCE- Asturias, se quejaron del "oscurantismo premeditado" del Gobierno a la hora de informar sobre los contras de la incineración, y tacharon de "desprecio absoluto" su planteamiento. Asimismo, Dacio Alonso declaró que las diferentes asociaciones anteriormente citadas pretenden "provocar una alternativa seria que lleve a una discusión para llegar a una solución", además de "sonrojar a algunos Ayuntamientos y ofrecer los datos que hasta ahora nadie ha mencionado".

En relación a esto, el presidente de UCE- Asturias dijo que son precisamente los Ayuntamientos los titulares de los residuos que se generan en su ámbito de actuación, y que por tanto, ellos mismos los que deben gestionarlos.

En el año 2008, según datos de Cogersa, se generaron en Asturias 232.900 toneladas de residuos susceptibles de ser reciclados. De esta cantidad, sólo se recicló el once por ciento, cuando la ley obliga a los Ayuntamientos a reciclar el 80 por ciento, según explicó Alonso durante su intervención.

"Si los Ayuntamientos asturianos reciclasen los estipulado por ley, ingresarían en sus arcas 83 millones de euros anuales", apuntó Dacio Alonso. Por tanto, la incineración de los residuos implicaría que dejasen de ingresar esta cantidad anualmente.

Según Alonso, tan sólo el Ayuntamiento de Oviedo ha entendido que la gestión de sus residuos es beneficiosa. Gracias a esto, el Consistorio ingresó el año pasado medio millón de euros, que también repercutieron en beneficios para los ciudadanos, a través de bonificaciones en el impuesto de recogida de basuras.

También destacó que si los Ayuntamientos asturianos de más de 10.000 habitantes recuperasen la misma cantidad de papel, vidrio y envases, por habitante y año, que recupera Gijón --66--, se dejaría de "enterrar en el vertedero" más de 6,5 millones de euros cada año.

"Los partidos políticos dicen que la solución a este asunto es sencilla y nos lo presentan como el gratis total, pero no será así", continuó Alonso, quien insistió en que lo fundamental para presentar una alternativa a la incineración es la "formación e información de los ciudadanos", además de la cercanía de los contenedores de reciclaje.