5 de abril de 2020
 
Publicado 17/02/2020 17:46:29 +01:00CET

Los ganaderos cántabros se manifiestan el 28 de febrero en Santander

SANTANDER, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones agrarias Asaja, Ugam-Coag y Upa han convocado a los ganaderos cántabros a una manifestación que tendrá lugar el próximo 28 de febrero, viernes, en Santander, para protestar por la "grave crisis" del sector que les está llevando a una situación "límite".

La marcha, a la que han invitado a los asociados de la Cornisa Cantábrica y del norte de Castilla y León, está prevista a mediodía y con la idea de finalizar en la calle Vargas, frente al edificio de Ministerios.

La convocatoria surge de los precios agrarios, que "están hundidos", motivo por el cual las organizaciones agrarias reclaman una reforma de la ley de la cadena alimentaria que "acabe con la imposición de los precios desde el otro extremo de la cadena", esto es, desde la distribución.

"Es necesario reestablecer el equilibrio en la cadena de valor, plantear otro modelo en el que el coste real de la producción marque el punto de partida del precio final, defienden los ganaderos cántabros, que no ven "posible continuar con un modelo en el que el punto final de la cadena marque los precios de origen".

"La misma línea ocasionan -denuncian estos colectivos- los tratados de libre comercio, especialmente Mercosur, que nos llevan un mayor descenso de los precios de nuestras producciones ganaderas, no aportando los mismos beneficios a nuestra sociedad: económicos, sociales y medioambientales".

Los representantes de los ganaderos también avisan de que desde "poderosos intereses económicos se está organizando una estrategia para comercializar sucedáneos de alimentos de origen animal sustituyéndolos con materias de origen vegetal o sintéticas elaboradas con procesos tecnológicos".

En este contexto, agregan, enmarcan las "campañas de criminalización" que lanzan sobre los sectores ganaderos con "acusaciones genéricas de maltrato animal y de desastrosa influencia en el cambio climático".

Con todo, rechazan la reducción del 14% del presupuesto de la PAC, la Política Agraria Común, cuantía "vital para seguir sosteniendo la mayoría de las ganaderías en el actual mercado de precios por debajo de costes de producción".