Publicado 26/01/2019 10:34CET

La antigüedad no contará como criterio para formar parte del Consejo Regional del Pueblo Gitano como organización

La rueda símbolo del pueblo gitano
UA - Archivo

TOLEDO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones de nueva creación podrán tener representación en el futuro Consejo Regional del Pueblo Gitano, de tal manera que haya más oportunidades de representación del pueblo gitano en este órgano.

Así constará en el futuro decreto del Consejo Regional del Pueblo Gitano, a petición de la Federación Regional Gitana, que en una de las alegaciones incorporadas al proyecto de decreto --que ha recibido más de una docena, a las que ha tenido acceso Europa Press-- ha planteado suprimir la antigüedad de las organizaciones como criterio de selección de las asociaciones que integrarán dicho órgano.

Una vez finalizado el plazo de información pública del texto --que ya se encuentra en el Consejo Consultivo-- además de la Federación Regional Gitana, han presentado alegaciones al mismo la Fundación Secretariado Gitano en Castilla-La Mancha y el Instituto de la Mujer.

Entre las admitidas parcialmente figura otra de la Federación, sobre la redacción del artículo relativo a las vicepresidencias, donde se incorpora la palabra 'gitanas' al texto en lugar de 'mujeres' cuando se habla de las organizaciones que integrarán el Consejo.

No se ha admitido, por el contrario, la propuesta que pedía suprimir el aspecto relacionado con la valoración del número de actividades que desarrollan las organizaciones como criterio de selección para formar parte del Consejo, al considerar que en este órgano se pretende dar representación a las entidades que realizan programas de intervención con la población gitana "más allá" de los afiliados a los que representen.

Tampoco se ha admitido la demanda de la Federación Regional Gitana para celebrar actividades como el Día Internacional del Pueblo Gitano, ya que esa propuesta de promoción de la cultura del pueblo gitano ya queda representada en el texto en lo que a las funciones del Consejo se refiere, entre las que figuran "formular propuestas y recomendaciones en materia de desarrollo y promoción del pueblo gitano".

REUNIONES ANUALES

La Federación también solicitaba en sus alegaciones que el Consejo se reuniera dos veces al año, en lugar de una, y que se ampliase la antelación mínima con la que se da aviso de la convocatoria de las sesiones de este órgano, no habiéndose admitido ninguna de estas dos, tomándose como referencia el Consejo Asesor de Servicios Sociales.

Finalmente, se ha desestimado otra alegación que proponía retribuir económicamente la asistencia a reuniones del Consejo "para sufragar los gastos de desplazamiento de los titulares de las organizaciones que pertenecen al Consejo", dado que la existencia a otros órganos de la Consejería de Bienestar Social no está retribuida.

Respecto a las tres alegaciones presentadas por la Fundación Secretariado Gitano en Castilla-La Mancha, una solicitaba que la vicepresidencia segunda estuviera desempeñada por dos personas de la que al menos una fuera mujer, admitiéndose parcialmente la modificación en el sentido de que una de esas dos personas estará "en representación de las organizaciones de mujeres" que formen parte del Consejo, denominándose Vicepresidencia de Promoción de las Mujeres Gitanas, mientras que la otra vicepresidencia, en representación del movimiento asociativo gitano, se denominará Vicepresidencia de Promoción del Pueblo Gitano.

De la misma forma, se ha agregado parcialmente otra alegación que pedía clarificar que las diez personas que representarán a las organizaciones del movimiento asociativo gitano en las vocalías del Consejo serán en representación de cada una de las organizaciones del movimiento asociativo gitano; y que solicitaba incorporar nuevos criterios para seleccionar a las organizaciones que formen parte del Consejo, incorporando solo tres de ellos teniendo en cuenta que "un mayor número de requisitos restringe el acceso de otras posibles asociaciones que vayan emergiendo".

La Fundación de Secretariado Gitano también había propuesto modificar el texto para retribuir a los miembros del Consejo Regional del Pueblo Gitano su asistencia a las reuniones, no habiéndose aceptado.

Por su lado, el Instituto de la Mujer ha incluido en el texto ciertos cambios para otorgar relevancia al lenguaje inclusivo y no sexista; así como la participación equilibrada por razón de género y territorialidad en las vocalías del Consejo.

ACTUALIZACIÓN

La necesidad de actualizar la regulación del Consejo surge a consecuencia de la existencia de un mayor número de entidades de iniciativa social que trabajan con la población gitana. El Consejo tiene como objetivo la promoción y la participación del movimiento asociativo gitano en el diseño y desarrollo de las políticas de lucha contra la pobreza y la exclusión social con carácter integral.

Entre sus funciones figuran las de informar los anteproyectos de ley y demás disposiciones generales que afecten a la población gitana, formular propuestas y recomendaciones en materia de desarrollo y promoción del pueblo gitano, promover la cooperación y colaboración entre las organizaciones del movimiento asociativo gitano y la Administración autonómica en materia de sus competencias y elaborar una memoria anual sobre su actividad en el que se incluyan propuestas dirigidas a mejorar las políticas sociales con la comunidad gitana.