Publicado 02/12/2020 16:06CET

García Carrión celebra que la justicia le dé la razón en cuanto al etiquetado: El auto "acaba con el fraude"

CIUDAD REAL, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Bodegas García Carrión ha celebrado el auto judicial por el cual se estiman sus peticiones cautelares al respecto del conflicto del etiquetado en la DO Valdepeñas, considerando que de esta forma los tribunales le dan la razón en su "lucha por la transparencia".

A partir de ahora, reiteran, "se podrá poner en la contraetiqueta si un vino es Reserva o Gran Reserva", lo que además sirve para "acabar con el fraude denunciado por García Carrión", ya que a partir de ahora "un vino sin crianza tendrá que poner de que año es la uva, por lo que se acaba con la práctica fraudulenta de pedir etiquetas genéricas de 'tinto' sin año, y ponerlas en vinos Crianza, Reserva y Gran Reserva", ha informado la marca en un comunicado.

"Este fraude era posible por la existencia de una etiqueta genérica para todos los vinos 'Tintos', que no especificaba de que año era el vino, como venía reclamando García Carrión", añade, argumentando que la medida cautelar "acaba también con la trampa promovida por el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, que establecía unos plazos para poner Reserva y Gran Reserva a los vino de la DO pero que permitía que todos los vinos de antes del 2017 pudieran seguir llevando la etiqueta genérica".

Además, recalcan, las costas del juicio han sido impuestas a la DO Valdepeñas.