El Museu del Disseny abre sus puertas el domingo con entrada gratuita hasta el 31 de enero

Actualizado 29/12/2014 13:17:05 CET
EUROPA PRESS/REMITIDO

Recoge más de 70.000 piezas y tendrá un coste de 3,8 millones de euros al año

BARCELONA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Museu del Disseny de Barcelona abrirá sus puertas este domingo después de un largo periodo de preparación, en el que se ha realizado una tarea exhaustiva de restauración y de integración de las más de 70.000 piezas que lo integran, y se podrá visitar gratuitamente hasta el 31 de enero de 2015.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, junto con la directora del museo, Pilar Vélez, y el teniente de alcalde Jaume Ciurana, en el edificio que acoge el museo, el Disseny Hub de la capital catalana, que integra también el FAD y la biblioteca El Clot-Josep Benet.

El museo es el resultado de la integración de las colecciones del museo de las artes decorativas, de la cerámica, del textil y la indumentaria y el gabinete de artes gráficas.

En su interior hay colecciones históricas de artes decorativas, textiles y gráficas de Barcelona, que incluyen mobiliario, cerámica, cristal, tejidos, relojes y papeles pintados; colecciones de diseño gráfico, industrial y de moda, que se han reunido en las últimas décadas y que permiten realizar recorridos por estas disciplinas, desde principios del siglo XX hasta la actualidad, y colecciones de artes de autor, con obras de cerámica, esmalte y joyería de arte.

También hay un centro de documentación con más de 22.000 documentos relacionados con las artes del objeto y del diseño, que se ubicará en la parte subterránea del edificio.

CUATRO EXPOSICIONES

El museo se inaugura con cuatro exposiciones, cuya duración media será de entre tres y cinco años, buscando crear vínculos entre obras y creadores de diferentes periodos y de todas las disciplinas.

La primera exposición, 'Del mundo al museo. Diseño de producto, patrimonio cultural', recoge 2.000 obras de la colección de diseño industrial, desde 1930 hasta la actualidad, y pretende explicar el motivo y de qué manera estos objetos de la vida diaria se han convertido en patrimonio cultural.

La segunda exposición recibe el nombre de '¡Extraordinarias! Colecciones de artes decorativas y artes de autor (siglos III-XIX)' y reúne 1.200 piezas que persiguen ahondar al visitante en un mundo de formas, técnicas y manufacturas, y en los talleres artesanos y estudios de artistas que han abordado las artes del objeto desde la perspectiva contemporánea.

'Cuerpo vestidos. Siluetas y moda (1580-2015' es el título de la tercera exposición, que muestra la relación entre el vestido y el cuerpo, y presenta 111 vestidos, 52 estructuras y audiovisuales diversos, mientras que la cuarta exposición, 'El diseño gráfico: de oficio a profesión (1940-1980)', reúne la obra de los pioneros en las disciplinas de este arte y su transformación en el tiempo.

En febrero de 2015 se inaugurará también la primera exposición temporal, 'Diseño para vivir', de Òscar Guayabero, que se centrará en el diseño que tiene la voluntad de mejorar la vida diaria de los usuarios a los que va destinado.

MUSEO MUY ESPERADO

Trias, que ha celebrado la inauguración de un "museo muy esperado tras un largo proceso", ha señalado que es la última pieza que faltaba para completar el edificio del Disseny Hub que, a su juicio, refuerza el epicentro económico y social de la ciudad.

Además de reivindicar el diseño como un gran activo de presente y futuro para Barcelona, ha defendido la transformación urbanística de les Glòries, donde está el edificio, y ha pronosticado que se convertirá "en un punto de centralidad metropolitana y un polo de atracción para los ciudadanos".

"Barcelona tendrá el museo del diseño que se merece después de 20 años de proyectos y preproyectos", ha sentenciado Ciurana, que ha precisada que su funcionamiento supondrá un coste de 3,8 millones de euros al año.

La directora del museo, Pilar Vélez, ha manifestado que la inauguración del equipamiento no supone "el final de un proyecto y sí el inicio de una nueva etapa", y que ya se puede hablar de normalización patrimonial.

Desde Barcelona Centre de Disseny (BCD), su presidente, Pau Herrera, ha considerado que esta inauguración es la "impulso definitivo" que convierte el edificio en el espacio de referencia del diseño en la ciudad, y en un nuevo altavoz para proyectar la imagen de Barcelona al mundo.

"Con la apertura del museo, el Disseny Hub Barcelona se convierte en uno de los pocos espacios en el mundo que combina la vertiente expositiva con la vertiente empresarial y profesional", ha añadido.