Claudio Abbado, Maurizio Pollini, la Mahler Chamber Orquestra y el Cuarteto Tokio en el Ciclo Beethoven del Teatro Real

Actualizado 18/04/2008 18:36:02 CET
- EP

El director de orquesta Claudio Abbado, el pianista Maurizio Pollini, la Mahler Chamber Orquestra y el Cuarteto Tokio participarán a partir de mañana en el Ciclo Beethoven organizado por el Teatro Real de Madrid en homenaje al compositor alemán y que se inició el pasado mes de octubre con la ópera 'Leonore'. Tres funciones de la ópera 'Fidelio' y tres conciertos constituyen ahora el grueso de este ciclo.

Antonio Moral, director artístico del coliseo madrileño, destacó el "compromiso con la música actual" del reconocido pianista italiano Maurizio Pollini, quien, por su parte, se mostró "contentísimo" de volver a Madrid donde había actuado en numerosas ocasiones en la anterior etapa del Teatro Real, pero no desde su reinauguración.

Pollini se congratuló, además, de poder reencontrarse con su "gran amigo y uno de los grandes directores de hoy", Claudio Abbado, aunque en esta ocasión, no actuarán juntos. El pianista interpretará el domingo un concierto integrado por 'Tres piezas para piano' de Arnold Schönberg; 'Kreisleriana', de Robert Schumann y dos sonatas para piano de Beethoven, la nº 17 opus 31 y la nº 23 opus 57. La primera de todas ellas constituye, en su opinión, una "pieza clave que da paso a la atonalidad", mientras que la obra de Schumann y las sonatas de Beethoven "se contraponen" al 'Fidelio' que se escuchará también en el ciclo y que es más optimista.

"He querido con este programa ofrecer una imagen diferente de Beethoven", indicó Pollini, quien recordó que la obra del músico alemán es "muy concentrada" y que "cada nota tiene un sentido" por lo que "no es posible pasar nada por alto".

Respecto a su afán por lograr nuevos públicos para la música contemporánea, Pollini señaló que actualmente hay pocas actuaciones con programas de este tipo de lo que sería deseable. "Habría que educar el gusto del público por este repertorio y acercar así una música viva, de ahora, creada por compositores que han ido más allá de lo que ya estaba hecho", aseguró.

UN GUIONISTA DE CINE HACIENDO ÓPERA

Por su parte, 'Fidelio' se estrenará mañana con la presencia de Claudio Abbado en el foso del Teatro Real dirigiendo por primera vez aquí una ópera y al frente de la Mahler Chamber Orquestra, un reparto vocal en el que destacan el tenor Cliffton Forbis y la soprano Anja Kampe, además del Coro Arnold Schönberg. Esta producción cuenta con la particularidad de tener a un joven guionista de cine alemán, Chris Kraus, al frente de la dirección escénica.

Esta es, también para él, la primera ocasión que tiene de dirigir una ópera. "Casi todos hemos tenido algo de temor a esta aventura, salvo Abbado", confesó el guionista y director de escena. "Pero ha sido precisamente él quien nos ha dado confianza y calma para afrontarlo", aclaró.

Kraus comentó que cuando le llamó Abbado pensó que se trataba de una broma porque jamás había dirigido ópera ni era una música por la que tuviese una preferencia. Sin embargo era justamente eso lo que buscaba Abbado: "alguien con ideas frescas y nuevas", declaró. Sus doce años en el mundo del cine le han servido también en esta ocasión ya que, según explicó, "los cantantes son como los actores, que deben dar vitalidad a la obra; y luego está la música, que es muy importante para mí", señaló.

MÁS BEETHOVEN

El ciclo dedicado a Beethoven contará además con la actuación del Cuarteto de Tokio, el 22 de abril, que interpretará tres cuartetos de este compositor acompañados de los Stradivarius denominados "El cuarteto Paganini", que utilizó el virtuoso Niccolo Paganini en el siglo XIX.

Finalmente, la Mahler Chamber Orchestra, constituida por un plantel de jóvenes músicos y dirigida por el propio Abbado, cerrará el ciclo el día 26 de este mes con un concierto en el que intervendrá la pianista Margarita Höhenrieder. El programa lo componen en esta ocasión la Obertura Leonore III, el Concierto para piano nº 2 y la Sinfonía 'Heroica' de Beethoven.

Geoffroy Schied, violinista I de esta formación, destacó la estrecha relación de Claudio Abbado con la orquesta y aseguró que para los músicos representa "la figura de un padre". "Es muy cercano a nosotros y con su tremenda experiencia nos anima a aportar lo mejor de cada uno", afirmó.