24 de febrero de 2020
 

La nueva entrega de Indiana Jones se apodera de Cannes

Actualizado 23/05/2008 19:38:16 CET
Cargando el vídeo....

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El arqueólogo Indiana Jones está de regreso 19 años después de su última aventura, y la nueva película protagonizada por Harrison Ford acaparó toda la atención en el Festival de Cine de Cannes el domingo, antes del estreno mundial.

Los periodistas esperaban largas colas para asegurarse un lugar en el pase de prensa y, aunque aún tienen que publicarse las críticas, recibió un cálido aplauso en los créditos finales, lo que sugiere que el director Steven Spielberg evitará el vapuleo de la exigente crítica de Cannes.

En "Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal" hay numerosos chistes sobre la edad de Ford, de 65 años. En la cinta se reúne con Karen Allen, coprotagonista en la primera película de la saga: "En busca del arca perdida".

Ambientada en 1957, Jones ya no lucha contra los nazis sino contra un agente de la KGB que busca el arma definitiva para ganar la guerra fría: el control mental.

La australiana Cate Blanchett, con un flequillo muy marcado, pelo oscuro y un acento ruso exagerado, interpreta a la malvada agente rusa Irina Spalko que compite con Jones para conseguir el secreto de la calavera de cristal.

La película es una receta familiar de persecuciones emocionantes, símbolos místicos, civilizaciones antiguas y chistes sobre el temor a las serpientes de Indy.

Pero también se aventura en el reino de los aliens y los mundos paralelos, y aborda asuntos como el McCartismo en Estados Unidos en los 50, el poder destructivo de las armas nucleares e incluso la desaparición de los bosques del Amazonas.

El creador George Lucas dijo que preveía críticas del público por revivir Indiana Jones, como sucedió con la saga de "La guerra de las galaxias" cuando llegó el "Episodio I: La amenaza fantasma" en 1999.

"Le explique a Steven cuando nos sentamos a hablar de esto... Cuando haces una película tan anhelada, la gente tiene la tendencia a creer que va a ser peor, y no importa lo que les des, van a salir decepcionados".

"La gente nos va a tirar tomates", dijo Lucas a los periodistas en Cannes el sábado. "Pero es una película divertida de hacer. Nos encanta".

Ford confiaba en que el cuarto Indiana Jones encantaría al público. "Tenemos un grado de confianza de que será una experiencia de la que disfrutará la gente", indicó.

A juzgar por la reacción inicial de los periodistas y críticos el domingo, Spielberg puede evitar el destino de "El código da Vinci" en 2006, que inauguró Cannes con malas críticas.

Aunque la fría reacción no impidió que la película recaudara aproximadamente 760 millones de dólares (488 millones de euros) en la taquilla mundial, si constituyó fue un incómodo estreno para el largometraje

Al ser consultado sobre si él, Spielberg y Ford estaban planeando realizar una quinta película de Indiana Jones, Lucas contestó: "Harrison, Steven y yo no hemos hablado sobre eso. No lo podemos hacer a menos que se me ocurra una buena idea, lo que no ha ocurrido".