Actualizado 10/01/2022 12:29 CET

Una sonda china mide 120 gramos de agua por tonelada de suelo lunar

Una ilustración en el estudio muestra el sitio de muestreo del módulo de aterrizaje lunar y las muestras que toma.
Una ilustración en el estudio muestra el sitio de muestreo del módulo de aterrizaje lunar y las muestras que toma. - LIN HONGLEI

   MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Científicos chinos publicaron los resultados de la primera detección in situ de señales de agua en la luna, lograda por el módulo de aterrizaje lunar Chang'e-5.

   El estudio publicado en Science Advances revela que el suelo lunar en el lugar de aterrizaje contiene menos de 120 ppm de agua o 120 g de agua por tonelada, y una roca vesicular ligera transporta 180 ppm, que son mucho más secos que en la Tierra.

   Un dispositivo a bordo del módulo de aterrizaje lunar midió la reflectancia espectral del regolito y la roca y detectó agua en el lugar por primera vez.

   El contenido de agua se puede estimar ya que la molécula de agua o hidroxilo se absorbe a una frecuencia de aproximadamente tres micrómetros, según investigadores de la Academia China de Ciencias (CAS).

   Es el viento solar el que contribuye más a la humedad del suelo lunar, ya que trajo el hidrógeno que forma el agua, dijeron los investigadores. El resto del agua en la roca, unas 60 ppm, pueden originarse en el interior de la luna.

   Por lo tanto, se estima que la roca proviene de una unidad basáltica más antigua y húmeda antes de ser expulsada al lugar de aterrizaje para ser recogida por el módulo de aterrizaje lunar.

   El estudio reveló que la luna se había vuelto más seca en un cierto período, probablemente debido a la desgasificación de su depósito de manto.

   La nave espacial Chang'e-5 aterrizó en uno de los basaltos más jóvenes ubicados en una latitud media-alta en la luna. Midió el agua en el lugar y recuperó muestras que pesaban 1.731 gramos.

   "Las muestras devueltas son una mezcla de gránulos tanto en la superficie como debajo", dijo en un comunicado Lin Honglei, investigador del Instituto de Geología y Geofísica de la Academia de Ciencias de China. "Pero una sonda in situ puede medir la capa más externa de la superficie lunar", añadió.

   Lin también dijo que simular las condiciones auténticas de la superficie lunar en la Tierra es un desafío, por lo que la medición in situ es esencial. Los resultados son consistentes con un análisis preliminar de las muestras devueltas de Chang'e-5, según el estudio.

   Los hallazgos proporcionan más pistas sobre las misiones Chang'e-6 y Chang'e-7 de China. Las investigaciones de las reservas de agua lunares pasan a ser el centro de atención a medida que la construcción de estaciones lunares tripuladas está en proceso en las próximas décadas.

Contador

Para leer más