Actualizado 13/08/2020 13:55:00 +00:00 CET

El coronavirus cierra la sala Opal de Castelló tras 11 años de eventos y conciertos memorables

Sala Opal de Castelló
Sala Opal de Castelló - SALA OPAL

CASTELLÓ, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La sala Opal se despide del Grau de Castelló tras 11 años dedicados a dinamizar el entorno del puerto con eventos, actividades culturales y conciertos "memorables". Echa el cierre obligada por el parón de actividad del coronavirus y la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el concesionario adaptado a las circunstancias.

Sus condiciones de alquiler dejan "en vía muerta" la supervivencia y viabilidad del proyecto. "Han sido once 11 de riguroso cumplimiento con la propiedad del local, pagando religiosamente. Ahora, tristemente y sin margen de maniobra para negociar, tenemos que dejar unas instalaciones a las que pusimos nombre y apellidos y activamos como referente de eventos en la provincia", lamenta el gerente de Opal y director de la promotora Bemusic, Héctor Olaria.

Vetusta Morla, Loquillo, Leiva, Raimundo Amador, Rosana, Pitingo, Rozalén, Love of Lesbian o el castellonense Morcillo son algunos de los artistas que han situado esta sala entre las más emblemáticas de la Comunitat Valenciana.

Tras acabar 2019 con resultados muy positivos, Opal había proyectado un 2020 "apuntando lejos", marcando un calendario ambicioso de eventos que siguiera apostando por situar el puerto de Castelló y su área de influencia como uno de los recintos más destacados en calidad, variedad, con una programación regular y estable.

Sin embargo, el estallido de la pandemia impactó de lleno en la sala. Eventos, conciertos, bodas, shows, comuniones, todo el amplio ciclo de actividades que tenía cerradas, quedó completamente paralizado, "congelado", cancelado, al igual que tantas otras empresas y profesionales del ramo.

En la sala, aun así, estaban convencidos de poder salir de esta crisis y apuntaban a 2021 para retomar la normalidad ante su buena relación con el mundo de la música, con lo que "los artistas y las empresas de eventos daban buenos motivos y expectativas para superar este paréntesis".

Pero para lograrlo necesitaban "comprensión" por parte de la propiedad y la aceptación de unas condiciones "ajustadas a la dureza del momento". "Pretendíamos un balón de oxígeno, pero no ha podido ser", afirma el gerente, para destacar que apelaron a su trayectoria de 11 años "sin fallar", a su sensibilidad y a "cierto compromiso solidario de los propietarios".

Pese a ello, "su respuesta negativa ha sido muy clara y demoledora, de modo que, de un día para otro, hemos visto desalojando el local sin margen de maniobra para negociar y dar continuidad a 11 años de trabajo", expresa el promotor.

Atrás quedan 11 años de amplia y ecléctica programación, con memorables actuaciones del festival Tanned Tin, celebraciones universitarias (25 aniversario de la UJI), retransmisiones de Radio 3 y un largo etcétera de eventos que, combinados con la gastronomía y el remodelado espacio portuario, trataba de posicionar Castelló en el circuito estatal de giras musicales y escénicas.

El proyecto Opal fue cociéndose a fuego lento, ante la necesidad de contar en Castelló de un recinto de mayor aforo que pudiera complementar la programación de pequeños locales como el Four Seasons, Veneno Stereo, Rico Amor o D'Leyend y que aprovechara las sinergias de grandes festivales como el FIB, la creación de la Universitat Jaume I y las obras del puerto de apertura hacia al mar. Todo ello permitió el florecimiento de un espacio joven, fresco, cultural, ecléctico y multidisciplinar.

"CON LA CARA BIEN ALTA"

Su equipo se despide "con la cara bien alta" y con el orgullo de haber enriquecido la actividad cultural y los eventos en Castelló, agradeciendo a las autoridades y a todas las personas que confiaron en el proyecto por ayudar a dinamizar "cientos de puestos de trabajo".

De cara al futuro, Héctor Olaria y Bemusic continúan en el sector de los eventos, la cultura, la restauración y el ocio. Actualmente desarrollan un proyecto de expansión del Nudo Beach Club, que gestionan desde hace años en primera línea de mar. En 2021, la promotora programará proyectos como el Peñíscola from Stage, así como conciertos en toda España.

Pero el gerente no descarta que Opal pueda resurgir en un futuro. La consolidación de la marca tras 11 años y la confianza demostrada por el público castellonense son elementos que "invitan a pensar en la reactivación" cuando la situación lo permita.

Para leer más