Publicado 30/09/2020 14:30CET

Marzà asegura que los centros educativos son "espacios de detección, no de contagio" de Covid-19

El conseller de Educación, Vicent Marzà
El conseller de Educación, Vicent Marzà - CORTS/INMA CABALLER

VALÈNCIA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha afirmado este miércoles que tres semanas después del inicio del curso escolar se ha demostrado que los centros educativos son "espacios de detección, no de contagio" de Covid-19 ya que la "inmensa mayoría de casos" detectados afectan a una única persona o como mucho a dos en un mismo grupo, en alguna ocasión tras haber compartido tiempo fuera de las aulas.

Por ello, ha puesto en valor ese papel que juegan en la detección y encapsulamiento de casos, así como en la concienciación ciudadana sobre las medidas de seguridad para hacer frente a la pandemia y ha incidido: "Son espacios seguros, no se han producido contagios de forma significativa dentro de ellos, estamos detectando lo que pasa fuera".

Así se ha pronunciado el titular de Educación en su comparecencia en Les Corts para explicar el inicio del curso 2020-2021, marcado por la crisis sanitaria, en la que ha señalado que "no hay riesgo cero, no existe" mientras no haya una vacuna eficaz, pero ha recordado que tampoco el conjunto de la sociedad vive encerrada en su casa "en una burbuja".

Este curso "no es un curso normal", ha subrayado, pero se ha trabajado para que se desarrolle "con la máxima normalidad posible y con un índice de incidencia bajísimo".

También ha destacado que se ha conseguido el objetivo de conseguir una educación con la máxima presencialidad posible poniendo para ello "todos los recursos que se han podido movilizar" y con una planificación previa desde el mes de junio para afrontar "los escenarios que se pudieran plantear" y dialogando con la comunidad educativa en el Fòrum Educatiu Valencià.

Ha admitido que se pueden haber cometido errores porque esto "no es una ciencia exacta", pero han intentado avanzarse a los acontecimientos y ejercer las competencias propias en lugar de optar por quejarse ante el Ministerio de Educación.

Ante las reivindicaciones de los grupos de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) sobre la implantación de la enfermera escolar, Marzà ha explicado que la Conselleria de Sanidad ya ha contratado a 800 profesionales de enfermería para los centros de Atención Primaria, que son los que atienden a los centros escolares a través del coordinador Covid, y que supone "el refuerzo más eficiente", recordando que eso es lo que se ha hecho en territorios donde gobiernan esas formaciones.

En todo caso, ha indicado que su departamento no prohíbe que una enfermera contratada por un ayuntamiento pueda entrar a un colegio siempre que se haga cumpliendo con el plan de contingencia y con la aprobación del Consejo Escolar.

Respecto a la realización de pruebas masivas a la comunidad educativa, ha indicado que la Conselleria de Educación ha seguido siempre los criterios técnicos de profesionales de la epidemiología para frenar la pandemia y se limita a aplicar lo que establecen.

Ha recordado que después de realización de pruebas masivas en otros territorios ha habido falsos positivos y también falsos negativos que después "han provocado brotes". Sí ha apuntado que los test que se realcen a personas con síntomas deben ser "inmediatos" y que eso es lo que ha exigido y exigirá "siempre".

También ha defendido que se están cubriendo las bajas de docentes "con la máxima rapidez posible" y ha destacado la apuesta por la digitalización para dar respuesta a las situaciones que puedan sobrevenir, ya que "un dispositivo electrónico no puede sustituir nunca a un maestro" pero la inversión es clave "para estar preparados" ante cualquier eventualidad.

Marzà ha destacado que este curso otras 15.000 tablets (que han supuesto una inversión de 3 millones de euros) se suman a las 14.000 adquiridas durante el Estado de Alarma, con lo que si se suman los 1.700 ordenadores portátiles hay a disposición de los centros 30.000 dispositivos. Además, a lo largo del curso se alcanzarán los 70.000 con los 40.000 dispositivos que en colaboración con el Ministerio se comprarán de forma centralizada.

Y ha destacado la colaboración con la comunidad educativa en todo este contexto de pandemia: "Nuestro modelo para garantizar aulas seguras se ha centrado en el trabajo unido con los agentes de la comunidad educativa y analizando la situación centro a centro. Todas estas acciones responden al trabajo de cooperación, coordinación y gestión con los equipos directivos, con nuestra comunidad educativa, así como en las múltiples videoconferencias con el Ministerio y el resto de consejeros de las comunidades" .

"Por tanto, nuestro modelo es fruto de todos los agentes educativos que, mayoritariamente, han querido buscar un consenso con la Administración para empezar el curso con tranquilidad, seguridad y certeza con un objetivo central: pensando siempre en lo mejor para las familias valencianas y, especialmente, para nuestros niños y niñas", ha aseverado.

Por último, el conseller ha afirmado ante los diputados de la oposición que si realizan aportaciones constructivas se estudiarán pero si se centran en la crítica destructiva contestará "con los hechos" y con una comparativa con las comunidades en las que gobiernan.

Para leer más