El sector reivindica a las librerías independientes como "descubridoras" de obras y lamenta "falta de apoyo"

Publicado 23/05/2019 15:16:27CET
EUROPA PRESS

Una quincena de establecimientos de la Comunitat se unen a Libelista, una plataforma digital de venta y servicio online

VALÈNCIA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Representantes del sector de la edición y venta de libros reivindican a las librerías independientes como "descubridoras" de obras literarias que, sin ellas, "pasarían desapercibidos", al tiempo que advierten de la "falta de apoyo" que sufren y la carencia de una red de este tipo de comercios culturales en la Comunitat Valenciana.

Con el fin de unir fuerzas, una quincena de estos establecimientos de la Comunitat se han unido a Libelista, una plataforma digital de venta y servicio online para librerías independientes.

Representantes de esta red, que nació hace tres años, han ofrecido una rueda de prensa en València para dar a conocer la iniciativa en la que han participado la coordinadora de Libelista, Àurea Juan, el asesor del proyecto, Antonio de Marco, la editora en Sembra llibres Mercè Pérez, el editor en Andana Editorial Ricard Peris y el librero de Bernat Fenollar, Valentín Triller.

El proyecto ha aumentado el número de usuarios y librerías adheridas desde su creación, con un crecimiento sostenido a nivel estatal del 20 por ciento y un centenar de librerías colaboradoras, de las que 15 pertenecen a la Comunitat Valenciana.

En la actualidad, cuenta con 6.500 usuarios registrados, 9.000 usuarios que visitan mensualmente la web y unas 30.000 páginas mensuales visitadas. Además, tiene más de 300.000 referencias de libros físicos y 70.000 de libros digitales, en una página en la que el cliente puede visualizar en tiempo real la disponibilidad de las obras.

Libelista pretende potenciar el papel prescriptor de los libreros como "descubridores de muchos libros", algo a lo que no renuncian pese a realizar la venta online. Por ello, desde la organización envían una encuesta a los libreros cada 15 días para lanzar las recomendaciones en la web. La iniciativa también promociona las actividades de las librerías y ofrece libros firmados, entrevistas o reseñas de obras.

El asesor del proyecto ha explicado que la iniciativa no pretende competir con grandes plataformas, sino que quiere ser "diferente" y apoyar el tejido librero. Además, ha puntualizado que los clientes de Libelista compras libros de fondo y no tanto best-sellers, en lo que considera que es otra diferencia respecto a estas plataformas.

Sin embargo, Juan ha detallado que ofrecen tiempos "bastante razonables y competitivos", y ha desgranado que, si el libro está disponible en la librería, la entrega es inmediata para recogerlo en la librería; mientras que si el envío es a domicilio o en caso de que el libro no esté en la librería, la entrega tarda una media de tres días.

Además, de Marco ha aludido al cambio de consumidor hacia la compra online y, para mantener el tejido de a través de Internet, proponen esta plataforma, para evitar que cada librería tenga una web propia.

La iniciativa, ha destacado, ofrece al sector librero la posibilidad de reinventarse para "hacer frente a nuevos retos", ya que Libelista nació para que las librerías pudieran competir con los principales operadores de ventas online en igualdad de condiciones.

"GRAVE PROBLEMA" EN LA COMUNITAT

Por parte de las editoriales, Peris ha sostenido que la Comunitat Valenciana tiene "un grave problema", ya que actualmente no dispone de ninguna red de librerías independientes. "Hemos sufrido muchos años una política cultural sin ningún apoyo a las librerías independientes ni se ha trabajado el fondo, además del libro en valenciano", ha denunciado.

"Como sector reclamamos apoyo institucional a este tipo de iniciativas para volver a crear una red fuerte de librerías independientes", ha resaltado. En este sentido, los coordinadores de Libelista han asegurado que pedirán implicación al Gremi De Llibrers de València, así como a los gremios de todo el país.

Asimismo, ha advertido del peligro de que cierren las librerías independientes y lo ha ejemplificado con Brasil, donde este tipo de locales cerraron y el negocio se lo quedaron las grandes cadenas, que también cerraron. "No hay forma de que lleguen los libros a ningún lado y un país que no lee acaba teniendo un presidente como Jair Bolsonaro", ha criticado.

Por su parte, el librero Valentín Triller ha destacado la venta online como "una herramienta más", pero no cree que sea "la última salvación" del sector. Además, ha destacado la iniciativa como una forma de llegar a un número mayor de público y que el stock sea más visible para los clientes potenciales.