Publicado 24/03/2021 13:55CET

El sector hotelero de Alicante se muestra "resignado" ante el retraso en la llegada de turistas ingleses

Archivo - Distintivo de un hotel de cuatro estrellas
Archivo - Distintivo de un hotel de cuatro estrellas - EUROPA PRESS - Archivo

Confía en que Reino Unido "revise" en abril la medida que pretende aprobar sobre multas a ciudadanos que pasen vacaciones fuera del país

ALICANTE, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sector hotelero de la provincia de Alicante se muestra "resignado" ante el anuncio de la medida que pretende aprobar el gobierno británico al respecto de que los ciudadanos que quieran pasar las próximas vacaciones fuera del país deberán hacer frente a multas de 5.000 libras --casi 6.000 euros-- y espera que se "revise" a mediados de abril.

La Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunitat Valenciana (Hosbec) "entiende" que Reino Unido asuma esta posición ante el "miedo" de una posible nueva cepa que "afecte" a su plan de vacunación y desescalada.

"Entendemos la decisión de Reino Unido porque está aplicando una filosofía fuerte ante el miedo de que aparezca una nueva cepa que afecte al plan de vacunación y la desescalada que tiene en marcha el país hasta junio, se están protegiendo porque Europa está en rojo, está muy mal", ha explicado el presidente de Hosbec, Toni Mayor, en declaraciones a Europa Press.

Asimismo, preguntado sobre el posible impacto en los negocios de la Comunitat, y en concreto, en la provincia de Alicante, Mayor ha afirmado que la Semana Santa "está muerta" porque "no hay movilidad". "Aquí no viene ni Dios, la Semana Santa está muerta y hay que ser realistas: hasta mediados de junio no se espera la llegada de turistas ingleses", ha ratificado.

Al respecto, Mayor ha añadido que el sector "estaría encantado de recibirles mañana mismo", pero recalca que "tienen miedo y es comprensible" que tomen esta decisión. "En abril habrá una revisión del proceso de desescalada, hay que esperar", ha concluido.

Por su parte, la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (Apha) lamenta que esta situación "suponga un nuevo impacto económico negativo" para los establecimientos porque "había reservas".
Apha ha señalado que se sienten "resignados" ante la decisión del gobierno británico, y al mismo tiempo lamentan la decisión porque la llegada de turistas "es el mejor boca a boca para lograr un efecto llamada".

"Sabíamos que la Semana Santa no era el punto de partida para la recuperación perO sí estábamos esperanzados en que fuera para mayo o junio para salvar la temporalidad con el turismo internacional; ahora, por lo menos, habrá que esperar hasta mediados de junio o julio", ha detallado la presidenta del colectivo, Victoria Puche, en declaraciones a Europa Press.

Igualmente, ha indicado que "habrá que esperar" a la revisión de la medida en el mes de abril por parte del gobierno británico para saber una fecha "definitiva" sobre la llegada de los turistas. "Es otro impacto negativo porque había reservas, es una muy mala noticia porque hubiéramos roto la estacionalidad", ha sostenido Puche.

Turisme Valencia ofrecido por