Raúl Argemí ambienta su última novela en la Argentina de la dictadura militar, "un periodo terrible y traumático"

Actualizado 06/05/2006 15:00:23 CET

SEVILLA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El escritor Raúl Argemí (La Plata, Argentina) presentó en la capital hispalense 'Siempre la misma música' (Algaida), una novela negra "con ecos de tragedia griega y apariencia de 'road movie'" ambientada en la Argentina de la dictadura militar, un periodo que, según subrayó el autor, "fue terrible y traumático para toda la sociedad".

En 1978, mientras que Argentina vive los momentos más duros de la dictadura militar, un jefe mafioso confía al Negro Benítez el transporte de un cargamento de droga hasta la frontera con Chile. Todo parece fácil, especialmente por la anuencia de los militares, hasta que aparece Inma la Paraguaya, una mujer peligrosa y deslumbrante que entrelazará para siempre los destinos de los dos protagonistas.

En una entrevista concedida a Europa Press, Raúl Argemí explicó que el hecho de situar la trama de la obra en plena dictadura militar "no es casual, pues es un paisaje que condiciona fuertemente la trama", y añadió que "a partir de 1976 los militares se adueñaron de todo e invadieron el terreno de los ladrones, los cuales comenzaron a interesarse por el mundo de la política ya que tenían que negociar con los propios militares".

En esta línea, aseguró que los protagonistas de la historia "tienen una visión muy lejana y distante de lo que está pasando, porque el mundo político les importa poco", y agregó que "no son ni héroes ni villanos, sino unas víctimas más de la situación dictatorial que en 1978 se vivía en Argentina y más concretamente en Buenos Aires, que es el espacio en el que se desarrolla la historia".

"Fue un periodo tan terrible que me pareció que contarlo desde dentro me haría perder la perspectiva, por lo que elegí a dos ladrones de medio pelo, los cuales ven la dictadura desde lejos y como algo que no les permite trabajar en paz", expuso Argemí, quien apuntó que la historia se articula en dos planos, "el convencional y ortodoxo que narra las vivencias de los personajes en 1978, y un segundo plano que narra su encuentro ocho años más tarde".

Asimismo, Argemí indicó que 'Siempre la misma música', ganadora del XXVIII Premio Tigre Juan de Novela, "fue, originalmente, un relato largo titulado 'Un día de suerte', pero siempre tuve la sensación de que esta historia podía dar lugar a una novela negra que actuara como espejo, haciendo reflexionar al lector sobre la contradicción que significa ser humano".

Por último, el autor argentino mostró su alegría por la detención en Argentina esta semana de 15 carceleros, entre ellos el ex director de la Unidad 9 de la cárcel de La Plata, "acusados de genocidio y de haber participado en la tortura a presos, todo ello durante la dictadura militar". "Yo estuve, entre 1976 y 1978, en los llamados pabellones de la muerte --fue detenido en 1974 por luchar contra la dictadura--, y allí se mató y torturó a multitud de prisioneros, por lo que la detención de estos 15 carceleros la celebré con varias botellas de vino", concluyó.

AUTOR

Raúl Argemí nació en La Plata. Actor, director y autor teatral en su juventud, participó en la lucha contra la dictadura hasta 1974, año en que fue detenido, permaneciendo diez años encarcelado. Es autor de 'El Gordo, el Francés y el Ratón Pérez', 'Los muertos siempre pierden los zapatos', 'Penúltimo nombre de guerra' y 'Patagonia Chu Chu'.