La escritora sevillana Eva Díaz obtiene el Premio Unamuno 2008 por la novela 'Memorias de Ceniza'

Actualizado 19/01/2009 13:15:47 CET

SEVILLA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La escritora sevillana Eva Díaz obtiene el Premio 'Unamuno, amigo de los protestantes' 2008 concedido por la revista española Protestante Digital "por recuperar la memoria histórica protestante española" en su novela 'Memorias de Ceniza', editada por Andalucía Abierta en 2005.

En un comunicado, la revista digital informó de que "el premio, que se otorga anualmente, se concede a una personalidad o entidad que no forme parte del cristianismo evangélico y que haya contribuido de forma significativa a la integración y normalización social de los españoles de fe protestante".

El Premio Unamuno, que cuenta ya con su tercera edición, valora aquellas personas o instituciones de la vida social y política española que, sin ser de confesión protestante, han tenido una trayectoria de "trato justo y defensa de la libertad de conciencia y la convivencia en pluralidad del conjunto de los españoles, especialmente de los protestantes".

En esta ocasión, Protestante Digital decidió conceder este premio a la persona de Eva Díaz, escritora y periodista sevillana que escribe habitualmente en la redacción de Sevilla de El Mundo, por una parte por su "trato cercano, empático, y con una información acerca del protestantismo en su trabajo en la sección del periódico no sólo de forma habitual, sino objetiva y sin prejuicios de los acontecimientos relacionados con el protestantismo andaluz en especial".

La escritora sevillana dedicó "tiempo y esfuerzo en investigar y rescatar la memoria de los reformadores protestantes españoles que formaron parte del surgir del protestantismo en la ciudad, uno de los principales focos luteranos españoles, junto a Valladolid".

El jurado del premio, formado por el consejo de redacción de Protestante Digital, entendió que "alejado de odios, exigencia de perdones o el deseo de reabrir conflictos, España tiene una deuda histórica con el protestantismo español".

El director de la publicación, Pedro Tarquis, expresó que "este énfasis no es para abrir o cerrar heridas, sino para reconocer que las hubo, ya que en el caso de los protestantes y la Inquisición española, se transita entre un alzheimer histórico y la leyenda rosa, que olvidan o niegan la realidad de una parte de nuestra historia. Resaltó que "como dijo precisamente Miguel de Unamuno quien olvida la historia, está condenado a repetirla".

La obra, finalista del Premio de Novela Fernando Lara de la Fundación Lara en 2005, recibe el reconocimiento de una gran plataforma que pertenece y representa a la segunda confesión religiosa más numerosa en España. El Premio está apoyado por la Fundación Pluralismo y Convivencia, vinculada a la Dirección General de Relación con las Confesiones y el Ministerio de Justicia.

'MEMORIAS DE CENIZAS'

'Memoria de cenizas' habla de todo aquello que "se silenció durante años". Sevilla y Valladolid fueron dos de los pocos lugares donde no sólo crecieron, sino que se pudieron ocultar transitoriamente quienes creyeron el Evangelio que anunciaba la Reforma y formaron parte de los primeros círculos protestantes, la mayoría nobles y eruditos.

Lo acaecido en la ciudad hispalense, con epicentro en el Monasterio de San Isidoro del Campo de Santiponce (Sevilla), ha permanecido "silenciado por la historiografía oficial", además de virgen como territorio para la experiencia literaria. La novela de Eva Díaz es historia novelada y una obra coral, en la que no hay un personaje que destaque por encima de los demás.

En pleno siglo XVI, cuando media Europa se encontraba inmersa en luchas intestinas, un grupo de nobles, eruditos y monjes en la cosmopolita y enriquecida Sevilla adoptan una forma de pensar y vivir el cristianismo muy influida por los diferentes movimientos reformistas, que ya hacía algunos años habían cuajado en el centro del viejo continente.

A pesar de las dificultades para entrar en contacto con hermanos en la "nueva" fe y para conseguir literatura reformista, no fueron pocos los que se sumergieron de lleno en "las refrescantes corrientes del protestantismo", muchos de los cuales eran influyentes personajes de la sociedad hispalense. La tortura más terrible que sufrieron aquellos que se atrevieron a pensar diferente fue, precisamente, ser olvidados, permanecer en la incomunicación.

Ello hizo que el "brote" fuese sorprendente y merecedor de quedar en el olvido, de ser "memoria de cenizas". Si algo destaca especialmente en la novela, además de sus virtudes literarias, es la "preocupación por rescatar para la memoria colectiva lo que una vez quedó encerrado en las cárceles del olvido". Quizás la tortura "más terrible" que sufrieron aquellos que se atrevieron a pensar diferente fue, precisamente, ser olvidados, y ahora rescatados en esta novela.

Eva Díaz, nacida en Sevilla en 1971, es licenciada en Ciencias de la Información. Fue finalista del Premio Nadal 2008 con 'El Club de la Memoria' (Destino) y finalista del Premio de Novela Fernando Lara con 'Memoria de cenizas' en 2005. En 2006 publicó la novela 'Hijos del Mediodía', Premio de Narrativa El Público de Canal Sur.

Habitual columnista de opinión en El Mundo, redactora especializada en temas de cultura y crítica teatral en el mismo diario. Colabora en la revista Mercurio, Sibila, Andalucía en la Historia o Los papeles Mojados de Río Seco. Actualmente prepara su próxima novela y una guía literaria sobre Sevilla.

Protestante Digital es una revista española que depende de la Alianza Evangélica Española, entidad con más de 135 años de existencia, y que representa a nuestro país en las Alianzas Evangélicas Europea y Mundial. El Premio 'Unamuno, amigo de los protestantes' nace de la relación que existió entre la Alianza Evangélica Española y Miguel de Unamuno.

Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol