El IVAM exhibe 32 obras del artista Christopher Wool que incorporan la palabra como "expresión artística"

Actualizado 06/04/2006 16:48:23 CET

Wool propone en sus creaciones una reflexión sobre las "carencias en los procesos de información que imposibilitan la comunicación"

VALENCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) exhibe por primera vez, a partir de hoy y hasta el próximo 21 de mayo, 32 pinturas del artista norteamericano Christopher Wool que incorporan el uso de la palabra como "el mejor vehículo para expresar sus intenciones artísticas", explicó hoy en rueda de prensa la directora del IVAM, Consuelo Císcar.

En este sentido, indicó que, entre las piezas expuestas, se encuentra una serie integrada por 18 obras sobre papel en la que también destaca "una tradición que emplea discursos narrativos para alcanzar los objetivos estéticos del artista". Asimismo, señaló que esta muestra, que se exhibirá posteriormente en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo, recoge piezas "relevantes" de todos los periodos artísticos del pintor e incluye "desde sus primeras obras de principios de los 90 hasta su producción más reciente de 2005".

Explicó que Wool propone una reflexión sobre las "carencias en los procesos de información que imposibilitan la comunicación" puesto que, dijo, el "lenguaje verbal ya no es suficiente para que exista un entendimiento claro de la realidad". En este punto, destacó el "aumento de la oferta de los medios informativos escritos, hablados y visuales que nos rodean" por lo que "el ser humano prácticamente se ha inmunizado ante tal acoso textual".

Por este motivo, señaló que la información que se recibe es "poco efectiva", ya que "se elimina rápidamente del cerebro" y al respecto indicó que las reproducciones de Wool utilizan mensajes borrados o semiborrados con textos "contundentes" que, al estar "descontextualizados", pierden su sentido original. Añadió que, de esta forma, "se pierde también su fortaleza iniciática para ganar otra más simbólica y subjetiva" y que "el lenguaje verbal ya no es suficiente para que exista un entendimiento claro de la realidad".

En esta línea, Císcar consideró que los trabajos de este artista "recuerdan más a artistas tales como Bruce Nauman, Vito Acconci o Jean-Michel Basquiat" puesto que también utilizan referencias al uso del texto como imagen y vehículo de expresión. Subrayó que uno de los "rasgos comunes" constatados en la obra de Wool es la "predilección de explorar la habitabilidad del mundo desde la especificidad de sus fragmentos y de la experiencia".

Císcar apuntó que Wool "está dispuesto a actualizar los códigos pictóricos" por lo que trabaja con series para "trasladar a la pintura la impersonalidad de los procedimientos del arte conceptual, al pintar sobre aluminio y usar imágenes seriales procedentes del mundo industrial".

Por su parte, Christopher Wool, quien también participó en la rueda de prensa junto a la comisaria de la exposición Margarita Paz, agradeció "el interés del IVAM" por su obra y destacó su supervisión en los procesos de selección y montaje de la muestra.

Indicó que la selección, de carácter retrospectivo "pese a estar en el auge de su producción artística", ofrece "elementos pictóricos pobres, monocromos y tomados de la reproducción técnica y de módulos decorativos comunes". Sus piezas se caracterizan por imágenes de su pintura dirigida al borrado o la destrucción como método de producción de imágenes. Para ello, superpone capas de blanco sobre modelos serigrafiados que había utilizado anteriormente, lo que lo convierte en una forma específica de borrado.

BLANCO Y NEGRO

Asimismo, Císcar apuntó que Wool trabaja preferentemente con el blanco y negro "como el color de los diarios y la realidad que intenta desmitificar con sus pinceladas dispuestas siempre a romper símbolos y estereotipos cotidianos". Explicó que "intenta convertir estos iconos en otras realidades que comunican tanto o más que las primeras" y que "se enfrenta sin ningún problema a un titular, a una estrofa de una canción o una frase o guión de una película".

Para la directora del IVAM, la legibilidad de estas palabras "se encubren con la colocación de las letras de manera que la palabra entendida como material plástico en la pintura es siempre el contraste como sintaxis" por lo que "genera una amplia diversidad de alusiones", señaló. Así, manifestó que Wool "documenta la realidad" mediante una "comunicación verbal e icónica" que incluye "reflexiones que permiten reconstruir la historia y dotan a la sociedad de argumentos para continuar reinventándose a si misma".

Asimismo, señaló que este artista "recrea mundos a partir de su imaginario y de la sociedad que le ha tocado vivir" y que "se esfuerza por superarlos por encontrar un texto o una pincelada que le lleve a otros planos de realidad". Añadió que "busca otra iconografía" por lo que "encuentra otra significación a los significados expuestos en la vida".

TESTIGO COMPROMETIDO

Por todo ello, calificó a Wool como "testigo comprometido de nuestro tiempo" y agregó que su experiencia vital es "muy necesaria" para que pueda "tener detalles de dónde aferrarse para encontrar nuevas y más sutiles formas de expresión". Recordó que sus vivencias con el punk, el cine y otras tendencias vividas en Nueva York "han dado a Wool una trayectoria cohesionada y contundente".

Por último, opinó que Wool es un artista "fiel" a su condición humana que "no escapa ni se evade de ella", sino que "quiere transformarla, criticarla y dotarla de nuevos criterios que ayuden a superar las carencias culturales de la sociedad moderna", concluyó.

Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol