29 de febrero de 2020
 
Actualizado 11/10/2007 19:55:10 CET

El Rey destaca la "extraordinaria expansión internacional" del español y dice que "lo mejor está aún por llegar"

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Rey aseguró hoy que la "extraordinaria expansión internacional" del español en los últimos años permite augurar "que lo mejor está aún por llegar". "Debemos redoblar los esfuerzos, aguzar la imaginación y aportar los mayores recursos posibles", apuntó el monarca en su discurso de la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes.

En esta línea y como presidente de honor del Instituto Cervantes, el monarca destacó los múltiples avances y los "esperanzadores proyectos" que han marcado la vida de esta institución en el último año.

Asimismo, resaltó la "apuesta decidida" del Cervantes por cubrir con nuevos centros, nuevas aulas y bibliotecas, "la pujante demanda del español en más países y ciudades del mundo".

Por otra parte, el monarca también dirigió unas palabras de "reconocimiento y gratitud" al nuevo ministro de Cultura, César Antonio Molina, por su "intensa y acertada trayectoria" como Director del Instituto, siguiendo la estela de sus predecesores" y dio la bienvenida a su sucesora, Carmen Caffarel y a un nuevo patrono, Antonio Gamoneda, último galardonado con el Premio Cervantes de Literatura.

Don Juan Carlos tuvo también unas palabras en homenaje a Francisco Umbral, patrono del Cervantes, "gran escritor, periodista y Premio Cervantes a quien dedicamos nuestro emocionado recuerdo", señaló.

EN VÍSPERAS DE LA HISPANIDAD.

Por otra parte y durante el brindis pronunciado en el almuerzo con los patronos del Cervantes y los embajadores iberoamericanos, el Rey recordó que mañana se celebra la fiesta de la Hispanidad, "una fiesta que nos permite ensalzar la unidad en la diversidad de nuestra lengua común, cultivada a ambos lados del Atlántico".

En este sentido, describió al español como uno de los "grandes tesoros y referentes culturales, de creciente demanda y peso a escala universal".

A este respecto, recordó las palabras de Gabriel García Márquez en el IV Congreso de la Lengua, para quien el "lector inexistente de mi página en blanco, es hoy una descomunal muchedumbre, hambrienta de lectura, de textos en lengua castellana".

"El español se consolida como una lengua de comunicación internacional. Una lengua que fortalece nuestras propias raíces y que contribuye a conformar el mundo nuevo y global", añadió el monarca.

PRIMERA MUJER EN EL CERVANTES.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció a Carmen Caffarel haber aceptado la dirección del Instituto Cervantes, institución que, según dijo, "se ha convertido en una de las instituciones más comprometidas en hacer del español un lugar de encuentro y de diálogo".

En ese sentido, destacó, que por primera vez en la historia de esta institución, vaya a ser dirigida por una mujer, "lo que supone un paso ejemplar más en la lucha hacia esa igualdad entre los hombres y las mujeres, que constituye una de las señas de identidad de la sociedad española".

Zapatero insistió en el "balance envidiable" de esta institución que ha abierto veinticinco nuevos centros extendidos por todo el mundo, frente a los cuatro que se abrieron en la anterior Legislatura.

En esta misma línea, subrayó la expansión del Cervantes por Europa con nuevos centros en Reykiavik, Palermo, Sofía, y los que ya están en funcionamiento, como Cracovia y Hamburgo. Y citó el papel del Cervantes en Estados Unidos y en Brasil "donde se ha hecho un gran esfuerzo para corresponder al generoso compromiso de este país con el español, cuya enseñanza va a ser obligatoria en la escuela secundaria", alegó.

DIÁLOGO ENTRE CIVILIZACIONES.

Por otra parte, subrayó que el Cervantes ha extendido su carácter de "embajador del diálogo entre culturas y civilizaciones, abriendo un sexto centro en Marruecos, concretamente en la ciudad de Marrakech". "La mejor manera de que ese diálogo entre culturas y civilizaciones fructifique es acabar con los tópicos que impiden profundizar en nuestras ideas y sentimientos", agregó Zapatero quien recordó que ya existen cerca de quinientos millones de personas que hablan español.

Asimismo, señaló que con sus nuevas sedes en Tokio, Pekín y Delhi, el Cervantes estará presente en países con tres de las culturas "más destacadas, profundas y solemnes del mundo, sin las cuales no puede entenderse la historia de la Humanidad".

Destacó también al aumento de la oferta lingüística a través de su televisión por internet y la posibilidad que ofrecen las nuevas tecnologías de la información en la extensión de las actividades del Cervantes.

"El Instituto Cervantes trabaja para que nadie se sienta extranjero en el gran territorio de la lengua española y para que sea una frontera que no separe, sino que una: frontera de una geografía que acoge, que trabaja por la dignidad", concluyó Zapatero.