Actualizado 05/06/2008 17:08

Richard Ford plasma en 'Acción de gracias' la "negación de responsabilidad" de EEUU al elegir presidente a Bush

BARCELONA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El escritor Richard Ford, uno de los narradores vivos más reconocidos de Estados Unidos, plasma en su nueva novela, 'Acción de gracias' (Anagrama), el "punto de inflexión en la vida de Estados Unidos" que fue la campaña y elecciones de 2000 a la Casa Blanca y en la que el pueblo norteamericano demostró su "negación de responsabilidad al elegir a (George W.) Bush", señaló hoy el autor.

Este volumen cierra la trilogía protagonizada por Frank Bascombe y compuesta además por 'El periodista deportivo' y 'El día de la independencia'. En esta serie, Ford ha tratado de "reflejar con la máxima precisión" lo que ha entendido acerca de los cambios políticos en Estados Unidos. La editorial Empúries la publica en catalán bajo el título de 'Acció de gràcies'.

Según Ford, incluso las pequeñas decisiones en Estados Unidos en 2000 eran "de naturaleza política; estaban anestesiados ante su responsabilidad suprema de elegir" al mandatario de la nación, observó.

No obstante, al ciudadano medio norteamericano "no le interesa para nada la política" y sólo se cuentan, entre sus preocupaciones, cortar el césped de su jardín y conseguir que sus hijos vayan a la universidad, mientras que dejan la política en manos de los políticos, comentó el autor.

En el último año, Europa ha tenido "una visión distorsionada" del interés que tiene por la política la sociedad norteamericana, ya que parece que "le interesa mucho" y no le interesa "para nada".

A la sociedad norteamericana, escudriñada por la inquietante mirada de un azul blanquecino de Ford, "después de ocho años, se le ha vuelto a encender la bombilla" y piensa: "Ojo, si seguimos así, perderemos a nuestro país".

"BASCOMBE HUBIESE VOTADO A OBAMA".

"En el 2000, entregamos a nuestro país", dijo el escritor en referencia a la victoria de Bush, pero consideró que actualmente están dispuestos a elegir a Barack Obama, aunque "es una incertidumbre gigante", no saben absolutamente nada de él, por lo que queda al descubierto su "estado de desesperación".

Ford quiso aclarar que no son pesimistas con Obama sino que, al contrario, le apoyan con gran optimismo: "Cuando conozcáis a alguien muy, muy optimista, en realidad estáis ante alguien sumamente desesperado", explicó.

"Bascombe hubiese votado a Obama, sin duda. Su autor votó a Obama", reveló el novelista. Del candidato a la presidencia de Estados Unidos, Ford destacó que representa la reconciliación de la nación con su pasado marcado por el racismo y el despertar del pueblo norteamericano a la lucidez, ocho años después de elegir a Bush.