Un perro de 14 años y enfermo fue adoptado por una familia justo antes de Navidad

Adoptar a un perro mayor no es algo que suceda con frecuencia. Y menos aún adoptar a un perro mayor enfermo, pero para Tommy Bull, de Crowley, Texas, no hay nada más gratificante. El hombre, que ya tiene otros perros, adoptó a una perra de 14 años con artritis y lombrices que fue abandonada en un refugio por sus antiguos dueños justo después de Acción de Gracias pidiendo su eutanasia.