Una ardilla se detuvo frente al objetivo de un fotógrafo para olisquear una flor y éste capturó la curiosa escena

Actualizado 10/09/2019 15:21:40 CET
Ardilla olisqueando una flor
Ardilla olisqueando una flor - INSTAGRAM/DICK VAN DUIJN

MADRID, 10 Sep. (EDIZIONES) -

El fotógrafo Dick Van Duijn no cabía en su gozo por sentirse artífice de tan curiosa escena. Una ardilla que merodeaba por un parque de Viena decidiendo cuál de las flores iba a degustar se detuvo frente al objetivo de su cámara para coger los pétalos y hundir su hocico en una flor para apreciar su aroma.

"Estaba realmente feliz después de capturar una foto como esta", dijo el fotógrafo a SWNS en una entrevista. Dick Van Duijn, de 34 años, de los Países Bajos, contó que estuvo alrededor de dos horas en el parque y tomó aproximadamente 200 fotografías hasta capturar el momento.

En las fotos, la ardilla protagonista se para frente a una margarita amarilla y la coge para acariciarse la cara. Después cierra los ojos, inhala el aroma y se inclina para dar un bocado.

"Fui a Austria especialmente para fotografiar las ardillas terrestres", agregó. "Fue genial presenciar esto, y muy satisfactorio".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Dick van Duijn (@dickvanduijn) el

Contador