Actualizado 17/12/2013 21:28

Andalucía partidaria de "agotar las vías de diálogo" sobre la reforma energética antes de presentar recurso

SEVILLA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha abogado por "agotar antes todas las vías de diálogo" sobre la reforma del sector energético antes que presentar recurso de inconstitucionalidad contra la reforma del Gobierno, para lo que ha anunciado que ha remitido una carta al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, solicitando una reunión para abordar la reforma energética, sobre el que cree que existe "posibilidades de acuerdo" entre muchos de los puntos.

En comparecencia en comisión parlamentaria, el consejero cree que "el acuerdo es mejor que la confrontación", por lo que insiste en "apurar hasta las últimas consecuencias las posibilidades de acuerdo".

No obstante, ha reconocido que "si se agotan las vías de diálogo y si se considera que los derechos de los andaluces están fuertemente lesionadas, la Junta actuará en consecuencia y habría que optar por otras vías", aunque insiste en que inicialmente "debemos apurar todas las vías de diálogo porque después los recursos judiciales se dilatan en el tiempo".

En su comparecencia, el consejero reconoce que "tiene esperanzas" de que haya acuerdo y cree que "hablando se entienden las instituciones", por lo que considera que "no están cerradas las posibilidades de que muchos de estos puntos se llegue a acuerdo".

El consejero, que ha recordado que "todo el sector está en contra de la reforma energética del Gobierno", ha asegurado que la Junta "hará lo posible para alcanzar un acuerdo sobre la reforma energética", toda vez que "la repercusión de las medidas anunciadas es de tal envergadura, que por responsabilidad debemos agotar las medidas de negociación y diálogo constructivo antes que poner recursos ante estas medidas".

Sánchez Maldonado lamenta la visión "a corto plazo" del Gobierno central, cuya reforma energética "tiene como única finalidad la reducción del déficit tarifario", lo que provoca "una paralización del sector".

Por ello, cree que "es hora de plantear otras cuestiones", donde "el Gobierno debe tener claro el modelo energético para España, a pesar de algunas decisiones erróneas", de forma que cree que "aún estamos a tiempo todos de tomar la visión de largo plazo que quiere el sector y podemos negociar". El consejero ha solicitado de nuevo "la recuperación de un marco de estabilidad y seguridad jurídica para las energías renovables, una política energética capaz de garantizar precios competitivos y seguridad en el suministro, además de afrontar con éxito los retos medioambientales marcados por la Unión Europea".

Asimismo, aboga por "una máxima transparencia y consenso posible" entre Gobierno y comunidades autónomas para llegar a acuerdo sobre dicha reforma, aunque lamenta que "hasta el momento no ha habido éxito". Por ello, insiste en "demandar colaboración para que el Gobierno se siente a escuchar, no sólo a Andalucía sino a otras comunidades, incluso las del mismo signo, del PP, y no mantener una visión cortoplacista de las medidas sin rigor, que afectan a la imagen del empleo, las inversiones y credibilidad internacional".

La Junta ha trasladado al Gobierno central que "se necesita un marco regulatorio que permita ser competitivo y rentable por sí mismo" e insiste en establecer "una nueva política energética que evite la visión a corto plazo y se ajuste a la realidad actual del mercado eléctrico; avanzar en la regulación de las condiciones de la modalidad de suministro de energía; que facilite el autoconsumo como nuevo modelo de abastecimiento; y la reactivación de las inversiones en tecnologías, como almacenamiento de energía, movilidad eléctrica, captura y almacenamiento de CO2, redes inteligentes, construcción sostenible y las smart cities".

Para el consejero, el texto "genera incertidumbre ante los inversores, supone una paralización de las inversiones, como ya lo hizo el decreto de paralización de las primas, modificando las reglas del juego y provocando más inseguridad en los proyectos ya en vigor".

Esta incertidumbre, ha añadido, hace que la situación haga peligrar también más de 16.000 millones de inversión en Andalucía, además de la paralización de los más de 500 proyectos que ya se han visto afectados por las decisiones del Gobierno y que suman una potencia prevista de 4.211 MW, 37.251 empleos estimados y una inversión de 11.662 millones de euros.

Frente a ello, el titular de Economía ha explicado que el Gobierno andaluz entiende que el problema del déficit tarifario "no puede ser la coartada para evidenciar una negativa a la apuesta por las energías renovables".

IMPORTANCIA DE LAS RENOVABLES

El consejero ha señalado que el anteproyecto de la Ley del Sector Eléctrico aprobado el pasado 20 de septiembre por Consejo de Ministros afecta en la comunidad autónoma a más de 8.200 proyectos renovables en funcionamiento, que suponen una potencia instalada de 6.543 MegaWatios (MW) y de los que dependen 3.820 empleos.

El consejero de Economía ha recordado también en el Parlamento la apuesta del Gobierno andaluz por un modelo energético sostenible, "basado en una política clara y planificada", que aprovecha los recursos renovables de la región, da origen a un tejido industrial y empresarial especializado y cualificado, que está generando empleo de calidad, contribuye a reducir la dependencia energética del exterior y a alcanzar los compromisos medioambientales asumidos con la UE.

En esta línea, Sánchez Maldonado ha destacado los resultados alcanzados hasta el momento por el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética 2007/2013 (Pasener), entre ellos, que las renovables suponen ya el 18,9 por ciento del consumo de energía primaria de Andalucía, que más de un tercio de toda la potencia eléctrica instalada proviene de energías renovables (en seis años se ha incrementado un 329 por ciento).

Ha destacado que más del 33 por ciento de la electricidad que consumen los andaluces proviene de fuentes limpias y que desde el año 2000 estas tecnologías han contribuido a reducir en un 42 por ciento las emisiones de CO2 por unidad de electricidad producida.

También ha recordado que Andalucía "es líder nacional en solar térmica de baja temperatura, termosolar, generación eléctrica con biomasa, consumo de biomasa para usos térmicos y capacidad de producción de biocarburantes, y se sitúa en los puestos de cabeza en fotovoltaica, eólica, generación eléctrica con biogás y generación hidroeléctrica con plantas menores de 50 MW".

Además, destaca que la inversión en construcción de plantas se estima en 13.180 millones de euros. En cuanto al empleo, se calcula que en 2012 existían un total de 44.980 empleos asociados al sector renovable, "de los que 12.740 son empleos directos".

Precisa que la atracción de inversiones que se está haciendo en Andalucía y la implantación del tejido industrial asociado a las renovables "ha supuesto más de 40 empresas industriales, dedicadas a la fabricación de componentes y 15 proyectos industriales más en desarrollo; siete plantas de fabricación de pellets y 13 de fabricación de biocombustibles, así como las cerca de 1.000 empresas instaladoras que existen en la Comunidad".

Respecto a los resultados de la inversión pública realizada, Sánchez Maldonado ha señalado que "por cada euro de dinero público se han movilizado cinco privados y desde 2008, este sector ha movilizado en Andalucía más de 1.700 millones de euros en inversiones".

Destaca que "con esta inversión y los proyectos desarrollados se ha logrado un ahorro de energía inducido de 303.000 toneladas equivalentes de petróleo/año, equivalente a la energía consumida anualmente por más de 360.000 hogares ó 356.000 vehículos".

En ese sentido, cree que "abandonar las políticas de fomento del ahorro, la eficiencia energética y el aprovechamiento de fuentes renovables sería un grave error".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista