Economía/Fiscal.- Los inspectores de Hacienda denuncian la existencia de una "amnistía fiscal" a las sicav

Actualizado 28/06/2005 15:51:01 CET

Dicen que darle a la CNMV la competencia sobre las mismas y con carácter retroactivo supondrá la anulación de más de 200 expedientes

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Inspectores de Hacienda del Estado advirtió hoy de la "gravedad" de la inminente modificación en el Congreso de la ley que regula las instituciones de inversión colectiva, ya que para ellos supone una auténtica "amnistía fiscal" para las Sociedades de Inversión de Capital Variable (sicav), el instrumento de ahorro preferido por las grandes fortunas por su reducida tributación.

El presidente de la organización, José María Peláez, denunció hoy, en rueda de prensa, que las enmiendas presentadas por CiU a la Ley de Reformas en Materia Tributaria para el Impulso a la Productividad referidas a las sicav y que, según los inspectores, contará con los apoyos parlamentarios suficientes este jueves para salir adelante, chocan de lleno con la Ley General Tributaria, al conceder a la CNMV la competencia para determinar si las sicav cumplen o no los requisitos para favorecerse de la tributación reducida.

En concreto, las enmiendas de CiU establecen que el cumplimiento de los requisitos formales para constituir una sicav sean objeto de verificación por parte de la CNMV y no de la Agencia Tributaria, y además se contempla que esta facultad del organismo supervisor se aplique con carácter retroactivo.

La pasada semana, las propuestas de los nacionalistas catalanes contaron en la Comisión de Economía con los apoyos de PP, ERC y PNV, mientras que fueron rechazadas por el PSOE, IU-ICV y CC. De mantenerse esta misma correlación de fuerzas en la votación del Pleno de este jueves, CiU lograría sacar adelante sus enmiendas porque la suma de los que las apoyan (183 votos) es superior a la de los grupos que las rechazan (172 votos).

En cualquier caso, fuentes parlamentarias indicaron a Europa Press que el PSOE va a ofrecer a CiU la posibilidad de pactar las enmiendas para lograr su apoyo, clarificando mejor la competencia de la CNMV y la Agencia Tributaria y no aceptando en ningún caso el efecto retroactivo de esta propuesta, tal y como defiende CiU, por lo que será difícil que puedan llagar a un acuerdo.

Los inspectores consideran que si finalmente dichas enmiendas se aprueban, supondrán un "perdón fiscal" que penalizará a los contribuyentes que cumplen fielmente sus obligaciones y que atenta, por ello, contra el principio de igualdad tributaria recogido en la Constitución. En concreto, denuncian que la aplicación con carácter retroactivo supondrá la paralización de la Inspección de Hacienda sobre más de 200 sicav, lo que implicará también un perjuicio económico para las arcas públicas.

Peláez indicó que con esta modificación es la primera vez que se sustituye a la inspección tributaria por otro organismo, en este caso la CNMV, para realizar la comprobación de un régimen tributario especial, algo que calificó como una "auténtica barbaridad".

UTILIZACION POR LAS GRANDES FORTUNAS.

Según los inspectores, es de conocimiento general que muchas de estas instituciones de inversión colectiva no son tales, sino que son utilizadas por algunas grandes fortunas para canalizar sus inversiones sin cumplir los requisitos exigidos para gozar del régimen tributario especial, esto es, el 1% frente al 35% del tipo general del Impuesto sobre Sociedades.

Así, indican que, según datos publicados por la CNMV, al cierre de 2003 un total de 375 sicav no cumplían el requisito del número mínimo de 100 socios (muchos de ellos son ficticios), mientras que en 2004, el requisito del importe de patrimonio mínimo era incumplido por 489 sivac. Los inspectores apuntan que se trata de instrumentos con un importante volumen de negocio, y señalan que en 2003, las ganancias obtenidas por ellos alcanzaron los 1.051 millones de euros y el patrimonio invertido en estas entidades a marzo de 2004 fue de 24.363 millones de euros.

Pese a este importante volumen, los inspectores subrayan que únicamente en 2004 se ha iniciado un plan de comprobación concreto sobre estas entidades, que afecta a unas 200 y que, de aprobarse el carácter retroactivo de la competencia concedida a la CNMV, supondría la anulación de las actas levantadas y de los expedientes en curso, aunque esté demostrado que estas entidades no hayan cumplido los requisitos legales para tributar al 1%.

"AMNISTIA DE MANERA CAMUFLADA".

Además, los inspectores, que enviaron el pasado 21 de junio una carta a los distintos grupos parlamentarios expresando su rechazo a los cambios propuestos, critican que esta "amnistía fiscal" se va a hacer de manera "camuflada" porque las enmiendas se pretenden incluir en la Ley de Reformas en Materia Tributaria para el Impulso de la Productividad, que nada tiene que ver con las instituciones de inversión colectiva y, por otro lado, coincidirá con la aprobación de la ley que regula el matrimonio homosexual, con lo que la atención mediática se centrará en esta última norma.

"Queda claro que de llevarse a cabo esta amnistía fiscal se estarían modificando las competencias de la Inspección de Hacienda que siempre ha tenido atribuidas, impidiéndole cumplir su función principal, que no es otra que la lucha contra el fraude", subrayó Peláez, tras reiterar que la competencia exclusiva de la CNMV en esta materia "choca frontalmente" con la Ley General Tributaria y con la normativa del Impuesto sobre Sociedades.

Finalmente, preguntado por el hecho de que un endurecimiento de la inspección sobre estos instrumentos de ahorro pueda suponer la fuga de capitales a otros países, Peláez afirmó que aceptar este argumento como válido supone un "delicadísimo debilitamiento" del Estado de derecho, ya que renuncia a comprobar y regularizar a un grupo de contribuyentes que han incumplido unas determinadas normas, al tiempo que deja patente la falta de voluntad política para perseguir las prácticas defraudatorias de las grandes fortunas.