Economía/Macro.- (Amp) Campa ve "sorprendentes" los argumentos de S&P y no cree que otras agencias rebajen el 'rating'

Actualizado 28/04/2010 21:07:23 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, calificó hoy de "un poco sorprendente" la argumentación que ha utilizado la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) para rebajar la nota de la deuda española a largo plazo hasta 'AA' desde 'AA+' con perspectiva 'negativa.

En declaraciones a Europa Press, Campa aseguró que las perspectivas de crecimiento que utiliza S&P son "claramente muy inferiores" a las estimaciones realizadas por cualquier otro analista público o privado, por lo que consideró "poco probable" que otras agencias de calificación, como Moody's o Fitch, sigan el mismo camino.

"No lo sabemos, son ellas las que lo tienen que decir", señaló Campa, quien insistió, sin embargo, en que otras agencias y organismos no han visto un empeoramiento en la situación económica en los últimos meses, sino "todo lo contrario".

En concreto, Campa explicó que S&P se basa es una perspectiva de crecimiento de la economía española a medio-largo plazo del 0,7%, lo que supone una cifra mucho más baja que la que contemplan otros organismos que en los últimos meses han mejorado sus estimaciones para España.

S&P cree que el PIB real crecerá a una tasa media anual del 0,7% entre 2010 y 2016 frente al 1% que planteaba en el mes de febrero, y que no volverá a recuperar el nivel de 2008 hasta el año 2015, dos años más tarde de lo previsto anteriormente.

Según Campa, esta percepción más negativa de la economía española es la que ha motivado la rebaja de la calificación, que a pesar de ser "sorprendente", es "coherente" con las nuevas cifras que aporta la agencia de calificación.

Sobre las consecuencias que provocará la rebaja, el 'número dos' de Economía afirmó que, a corto plazo, los efectos no son "tan relevantes", aunque resaltó la importancia de asegurar que se cumplen las perspectivas económicas y que se va implementando el programa de estabilidad, algo que el Gobierno sigue viendo posible a pesar de la rebaja.

En este sentido, el secretario de Estado hizo hincapié en que S&P revisará al alza la nota española si se cumplen las perspectivas económicas y el Plan de consolidación fiscal, algo que la agencia de calificación ve difícil, porque sitúa el déficit español en el 5% en 2013.

CREE QUE ESPAÑA PODRÁ REDUCIR EL DÉFICIT.

Sin embargo, Campa aseguró que el Gobierno no comparte este diagnóstico y que España podrá reconducir las finanzas públicas y cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2013, tal y como exige Bruselas.

Sobre si la rebaja de S&P acerca un poco más a España a la situación de Grecia, Campa lamentó que la decisión de la agencia coincida con una evolución "negativa" de los mercados a corto plazo, porque, en la actualidad, la sensibilidad ahora a los aspectos financieros es "muy alta".

La decisión se ha producido apenas un día después de que la calificadora de riesgos recortara la nota de la deuda griega a la categoría de 'bonos basura' y la de Portugal en dos escalones, hasta 'A-' desde 'A+', con una perspectiva "negativa" en ambos casos.