Deutsche Bank sugiere que España podría recurrir al FMI

Actualizado 26/11/2010 21:17:16 CET

FRÁNCFORT, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El economista jefe de Deutsche Bank, Thomas Mayer, sugiere que España podría solicitar al Fondo Monetario Internacional (FMI) una línea de crédito flexible, aunque asegura que es necesario trazar una "línea divisoria" entre la situación de España y la de Portugal o Irlanda.

En una entrevista concedida al diario alemán 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' (FAZ), Mayer apunta que la cantidad podría ser de unas decenas de miles de millones, un programa similar al que ayudó a Polonia, y recuerda que estas líneas de crédito no tienen requisitos, salvo "una política económica responsable y buenos fundamentos".

En caso de que esta cantidad no sea suficiente, el economista no considera adecuado que se recurra de nuevo al fondo de rescate, porque hay que preguntarse hasta dónde pueden aguantar aquellos países que garantizan la ayuda. Así, se pregunta si después de España, no vendrían Italia o incluso, en algún momento, Francia y recalca que Alemania no puede soportar todo el peso, porque entonces también caería.

A pesar de ello, afirma que "teóricamente" la cuantía del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF por sus siglas en inglés) sería suficiente en caso de que fuera necesario rescatar a España en los próximos dos años, ya que la ayuda que necesitaría el país sería de 300.000 millones de euros.

Sin embargo, insiste en que ésta no es la cuestión y que se debe "trazar una línea divisoria" para que al mercado le quede claro que España tiene fundamentos muy diferentes. En este sentido, apunta que está "mejor" que Irlanda y que su deuda pública, que alcanzará pronto el 80% del PIB, será menor que la de Francia o Italia.

En este sentido, cree que llevando a cabo las políticas económicas adecuadas, el país está en "una clara posición" de controlar su deuda pública. "La economía española es más dinámica que la italiana y no menor que la de Francia. Esto debe ser enseñado al mercado", agregó.

Así, recalcó que el Gobierno español debe mostrar "con hechos" que continúa desarrollando reformas estructurales. En concreto, apunta que el mercado laboral debería ser "flexible" y el sistema de indexación de salarios debería ser modificado para reducir el desempleo. "Esto es una obligación. Si se compromete a ello, podría pedir una línea de crédito flexible al FMI", añade.

Respecto a Portugal, apuntó que los mercados miran actualmente al país de la misma forma que miraron en su momento a Grecia y esperan que el país acabe recurriendo al fondo de rescate de la UE y el FMI.

Asimismo, subraya que, aunque Portugal no tiene actualmente necesidades de financiación hasta finales de año, tendrá que volver en algún momento al mercado, por lo que un inicio temprano de su estabilización permitiría calmar los nervios de todos los implicados.

Europa Press Comunicados Empresas