Díaz Ferrán afirma que "sigue abierto al diálogo" con los sindicatos sobre la negociación colectiva

Actualizado 09/03/2009 21:32:43 CET

LOGROÑO, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afirmó hoy que la patronal apuesta "permanentemente" por el diálogo constructivo con los sindicatos en materia de negociación colectiva, si bien admitió que en algún momento puede haber "alguna discrepancia", después de que los sindicatos y la patronal no hayan llegado a un acuerdo para la renovación de los convenios colectivos.

"Hemos abordando la negociación colectiva para 2009, y desgraciadamente nos hemos puesto de acuerdo en todo menos en el aspecto de la revisión salarial", afirmó Díaz Ferrán, quien admitió "discrepancias no muy importantes" en materia salarial.

En este sentido, apuntó que los sindicatos querían una revisión salarial del 2%, una petición que es, en su opinión, "absolutamente imposible de admitir de manera generalizada", dados los niveles bajos de inflación (el 0,8% interanual en enero) y la posibilidad de entrar en deflación en los próximos meses.

El presidente de la CEOE recordó que hay convenios firmados en años anteriores que se van a revisar con acuerdos de años anteriores, mientras que hay otros convenios que se van a negociar este año, en los que los sindicatos "están apostando más por el mantenimiento del empleo que por una revisión salarial".

"Nosotros no podíamos de manera generalizada apostar por una cifra del 2%", reiteró Díaz Ferrán, tras afirmar que los empresarios les ofrecieron firmar "una horquilla de entre el 0 y el 2%" teniendo en cuenta los distintos sectores. De todos modos, apuntó que "sigue el diálogo" en este asunto.

NUEVO CONTRATO CON UNA INDEMNIZACIÓN DE 20 DÍAS

Por otro lado, aseguró que los empresarios no quieren abaratar el despido, "sino todo lo contrario", ya que lo que proponen es elevar el coste del despido de aquellos contratos "que están en precario". Así, dijo que la patronal quiere "dar contrato fijo a los que están parados", y a los que tienen un contrato con indemnización de 45 días, respetar sus contratos. "Que sepan que nadie les va a regatear sus derechos", añadió.

El máximo dirigente de la patronal española realizó estas manifestaciones tras participar en un acto de presentación del libro 'Empresarios Trabajadores en La Rioja Contemporánea. Historia de la Federación de Empresarios de La Rioja', organizado por la Federación de Empresarios de La Rioja (FER).

El presidente de la CEOE abogó por reformar el mercado laboral porque "es muy rígido", para hacerlo "más moderno y acorde con los países del resto de la Unión Europea", y en este contexto volvió a proponer un nuevo contrato con una indemnización por despido de 20 días por año.

Manifestó que ese tipo de contrato lo podrían asumir las pymes, que son las que realizan el 85% de los contratos del país, con el fin de disminuir así la tasa de paro y transformar los contratos eventuales en fijos.

FOMENTAR LA CONTRATACIÓN PARCIAL

El presidente de la patronal también propuso un nuevo contrato a tiempo parcial, "que sea mejor para el empresario y el trabajador, de cara a conciliar la vida laboral y familiar". Algo que --dijo Díaz Ferrán-- ya existe en el resto de Europa, y que en España hace que los contratos a tiempo parcial sean "tremendamente rígidos" y que, además, les cueste "mucho dinero" a los empresarios.

Además, afirmó que en España el empresario paga unas cuotas a la Seguridad Social cinco puntos por encima de lo que pagan el resto de empresarios de la UE, lo que hace que España sea "menos competitiva".

El presidente de la CEOE criticó también que la mediación del Inem sobre la contratación no llega en estos momentos al 6% del total de nuevos contratos, lo que pone de manifiesto que el sistema "no funciona". Por ello, abogó por que las empresas de trabajo temporal "puedan colaborar, como toda en Europa, con los servicios públicos de empleo, para que sea más efectivo".

Por último, Díaz Ferrán criticó el "alto absentismo laboral" en España, que en algunos sectores llega al 12% y que supone un "sobrecosto" al producto y al servicio, "que no se puede mantener".

Europa Press Comunicados Empresas