Actualizado 03/12/2014 23:38 CET

Círculos de empresarios piden regenerar la democracia y reformas para la actividad empresarial

Círculos de empresarios en Sevilla.
EUROPA PRESS

SEVILLA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Círculos de empresarios han pedido este lunes un "esfuerzo" de entendimiento y convergencia, que debería cristalizar en un pacto de Estado, con un doble objetivo: por un lado, regenerar la democracia y, por otro, adoptar las reformas necesarias para propiciar la mejora de las capacidades competitivas de la economía española.

Así lo han transmitido en el VII Encuentro Economía y Sociedad, organizado por el Observatorio Económico de Andalucía (OEA), el Círculo de Economía, el Círculo de Empresarios Cercle d'Economia de Mallorca, Círculo de Empresarios de Galicia, Círculo de Empresarios Vascos, Asociación Valenciana de Empresarios y el Instituto Futuro.

En el manifiesto leído por el presidente del OEA, Francisco Ferraro, se ha destacado que "no se puede afirmar que se haya superado la grave crisis económica desencadenada en 2007" y han pedido el desarrollo de "un nuevo modelo productivo que genere más valor añadido y empleo", junto a reformas que faciliten la actividad empresarial y que estimulen una nueva oferta de bienes y servicios basada en la innovación y el conocimiento.

Asimismo, también han llamado la atención sobre la "profunda crisis institucional", que se manifiesta en malestar social y en desafecto de los ciudadanos con las principales instituciones del Estado cuando "se suceden los casos de corrupción hasta el punto de parecer crónicos". A esto suma, las tensiones independentistas creando "un escenario de incertidumbre y riesgo".

Los círculos de empresarios congregados señalan algunas decisiones de la Transición española como el origen de la situación. En concreto, en consolidar y dar protagonismo a los partidos políticos y en la organización territorial del Estado combinando exigencias de Cataluña, País Vasco y Galicia con el principio de igualdad de los territorios.

En cuanto a la consolidación de los partidos políticos, han señalado como el marco que se eligió ayudaba a que los intereses de los partidos políticos primaran sobre los intereses generales en "muchas decisiones de gobierno" y que no se hayan abordado reformas de calado.

Respecto a la organización territorial del Estado, han analizado la extensión de la descentralización frente a las exigencias de competencias de los gobiernos de Cataluña y País Vasco, junto a la proliferación de estructuras políticas autonómicas que los partidos políticos fueron ocupando.

"Los intereses de los partidos fueron particularmente disfuncionales en la etapa de expansión 1996-2007 y en la crisis económica posterior", subrayan, al tiempo que apuntan una serie de consecuencias sociales de la crisis: paro, pobreza, desigualdad, desahucios, emigración o pérdida de horizontes.

"RENOVACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL"

De esta manera, han afirmado que se trata de una crisis "compleja" que exige "la renovación del contrato social que los españoles dotamos en la transición democrática y a la que nos debemos enfrentar con ponderación, pero con decisión".

"Para ello se cuenta con que el anhelo de la inmensa mayoría de los españoles es la mejora y profundización del sistema democrático, corrigiendo los mecanismos que han generado incentivos perversos, haciéndolo más representativo, transparente y eficaz", detalla.

Así, las entidades que suscriben el manifiesto comparten la necesidad de una regeneración democrática que consiga restaurar la confianza de los ciudadanos, con un nuevo sistema electoral y una nueva ley de partidos; aumentar la transparencia de las administraciones públicas; un sistema de control eficaz e independiente; una reforma territorial del Estado.

Además, instan a llevar a cabo reformas económicas básicas que aumenten la competitividad y propicien un entorno de estabilidad y seguridad jurídica.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas