Actualizado 17/12/2013 21:53 CET

El Gobierno relativiza el informe del Tribunal de Cuentas Europeo sobre el coste de construir carreteras

Construcción de la carretera
EUROPA PRESS/M.G.

Cree que ni la selección de los países ni de los proyectos se hizo según las reglas de representatividad estadística

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno relativiza el informe del Tribunal de Cuentas Europeo (TEC) hecho público este verano que concluía que la construcción de carreteras en España cuesta el doble que en países como Alemania, y alega que la elección de los países a comprar y de la muestra de proyectos no se hizo según las reglas de representatividad estadística.

Así consta en una respuesta al portavoz adjunto de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, quien tras conocer el informe del TEC se interesó por conocer las conclusiones que extraía el Ejecutivo del mismo. Según el documento, España paga prácticamente el doble que Alemania por construir sus carreteras.

El Gobierno señala en su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, que los países auditados fueron seleccionados únicamente en función del volumen de fondos europeos recibidos, por lo que sólo se tomó como referencia a cuatro de los 27 estados miembros, lo que "no permite comparar con suficiente representatividad los costes medios ni la rentabilidad de las infraestructuras viarias a nivel europeo".

Lo mismo sucede con los proyectos elegidos como muestra, que se eligieron "aleatoriamente" entre un grupo "preseleccionado". "Una selección aleatoria no garantiza la representatividad de las infraestructuras analizadas frente al total de las actuaciones desarrolladas en materia de carreteras", insiste el Ejecutivo, que además subraya que entre los diferentes tramos analizados existían "importantes diferencias" y que no son "asimilables" a los ejemplos tomados como referencia para los otros países.

TENER EN CUENTA TODAS LAS CARACTERÍSTICAS

"Para comparar el coste de proyectos similares en distintas regiones deben tenerse en cuenta las características de la zona atravesada (orografía, geotecnia, climatología, hidrología, medioambiente y sismicidad), no siendo suficiente con la supresión de costes de estructuras y túneles, elementos accesorios, planificación o expropiaciones", insiste el Gobierno.

Sin embargo, en el caso español la mitad de los proyectos seleccionados se encuentran en la provincia de Granada, donde la orografía y las condiciones geológico-geotécnicas y sísmicas "imponen importantes condicionantes al desarrollo de infraestructuras". Unas condiciones que pueden incrementar en más de un 350% los proyectos de obra.

INFORME ALTERNATIVO

Por todo ello, el Ejecutivo recomienda al diputado de la formación magenta que se remita al estudio 'Road infrastructure cost and revenue in Europe' de 2008, que fue encargado por la Comisión Europea y donde se "comparan proyectos de tipología similar en los estados miembros".

"Los resultados de este estudio muestran que España se encuentra por debajo de la media europea de costes medios de construcción por kilómetro en todos los tipos de carretera analizados (autopistas, carretera convencional y carretera local). Además, en comparación con Alemania, país que también ha sido auditado, el coste medio por kilómetro es inferior en España en todos los casos, excepto en el correspondiente a carreteras locales", concluye la respuesta.

INFORME ESPECIAL EUROPEO

El informe especial del TEC '¿Se gastan correctamente los fondos de la política de cohesión de la UE destinados a las carreteras?' analiza 24 proyectos financiados con fondos de Cohesión y FEDER en los que se invirtieron unos 3.000 millones de euros de los más de 65.000 millones que la UE ha destinado a este objetivo entre 2000 y 2013 (8.558 millones a España, el tercero que más recibió). El organismo fiscalizador ha seleccionado únicamente proyectos de Alemania, Grecia, Polonia y España al aglutinar estos cuatro estados el 62% de los recursos.

En él, el Tribunal destaca que existen "diferencias significativas en el coste" entre países y apunta a Alemania como el país más competitivo, al tener un coste medio total por cada mil kilómetros de 287.043 euros, que se quedan en 171.868 euros si se tiene en cuenta la construcción y en 87.217 euros si sólo se mira la calzada. España, por contra, es donde se paga más: hasta 496.208 euros medios de coste total, 369.501 euros de coste medio de construcción y 160.694 euros por coste medio de calzada, la única categoría en la que no es el país más caro, al quedar por delante de Polonia (163.370 euros).

No obstante, también se destaca que uno de los proyectos españoles analizados dispara el coste total de construcción y el coste de construcción de la calzada por el importante número de obras de ingeniería que incluye, y que sin él "la comparación daría cifras similares" a los resultados de los otros países.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas