Actualizado 04/03/2015 13:23 CET

El comisario de Interior viajará a Ceuta y Melilla antes de juzgar las devoluciones en caliente

BRUSELAS, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha dicho este miércoles que siguen los contactos con el Gobierno español para aclarar si la legalización de las devoluciones en caliente es compatible con las normas comunitarias, pero ha advertido de que no se pronunciará hasta ver de primera mano la situación en Ceuta y Melilla, en un viaje que prepara con las autoridades españolas pero que aún no tiene fecha.

   Bruselas ya ha pedido al Gobierno información detallada sobre las enmiendas que prepara el Gobierno para legalizar esta práctica y también sobre el uso de la violencia contra los inmigrantes en las dos ciudades autónomas.

   Preguntado por este caso, Avramopoulos ha dicho que es consciente de los "grandes esfuerzos" que está realizando España para gestionar la presión migratoria y ha considerado "difícil" dar su opinión al respecto antes de "ver la situación sobre el terreno".

   "Tengo que ver la situación sobre el terreno. Es difícil dar una opinión, pero cuando vuelva (de la visita a Ceuta y Melilla) y nos volvamos a ver, le sabré decir cuál es mi visión", ha respondido a la prensa en Bruselas.  "Estamos trabajando con las autoridades españolas para acabar con un problema que está sufriendo parte de España", ha añadido.

   El Ejecutivo comunitario anunció el pasado mes de enero la voluntad del comisario de Inmigración de desplazarse a Ceuta y Melilla en el mes de marzo para conocer de primera mano la situación. Sin embargo, Avramopoulos ha confirmado este martes no se ha fijado aún una fecha para esta visita.

   "Prometí al ministro español de Interior que lo haría (viajar a Ceuta y Melilla) y mi equipo trabaja para que esa visita tenga éxito", ha dicho el conservador griego, para explicar que Bruselas y Madrid mantienen conversaciones para encontrar una fecha.

Para leer más