Publicado 14/02/2021 11:02CET

Estudiar inglés y sacarse el título con problemas de visión, oído y aprendizaje

Paula Pérez García, joven que ha obtenido el certificado B2 en Inglés pese a sus dificultades severas de aprendizaje, visión y oído
Paula Pérez García, joven que ha obtenido el certificado B2 en Inglés pese a sus dificultades severas de aprendizaje, visión y oído - CAMBRIDGE ASSESSMENT ENGLISH - Archivo

   MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Paula Pérez García acaba de obtener su certificado de inglés de Cambridge B2 First en el centro de examen Exams Baix Camp, de Reus (Tarragona), y ha presentado su solicitud para entrar en la prestigiosa escuela de diseño de moda Central Saint Martins en Londres.

   La historia de Paula es un relato de superación de una joven a la que, con 6 años, diagnosticaron dificultades tan severas de aprendizaje, visión y oído que concluyeron que no podría terminar la educación primaria.

   No solo la ha terminado, sino que ha superado la educación secundaria en un colegio internacional tras asumir el reto de cambiar su lengua de estudio --hasta entonces su idioma materno-- y optar por una inmersión total en inglés para aspirar seriamente a ser admitida en una de las escuelas de moda más famosas del mundo.

   Para realizar sus estudios en dicho idioma, el certificado de inglés era condición indispensable y Paula lo ha podido obtener, en plena pandemia, gracias a las adaptaciones previstas por Cambridge Assessment English, fundación sin ánimo de lucro de la Universidad de Cambridge, para personas con necesidades especiales. En su caso, tuvo un tiempo reglamentario añadido y pudo utilizar material adaptado a sus circunstancias.

   "Para mis ojos, las palabras y las letras no significaban nada; ambas saltaban en las páginas. Solo tras un año de adaptación con lentes cromógenas comprendí que las letras eran estáticas y pude empezar a leer y a escribir", relata Paula, que sufre dislexia.

   Además, la información que Paula recibe a través de su oído derecho le llega distorsionada, lo que le obligó a seguir una terapia auditiva y estimulación neuro-sensorial. Por último, con 13 años, le diagnosticaron profundos problemas de memoria de trabajo y bajos niveles de atención y concentración.

   Muchas horas de trabajo han permitido a Paula superar sus dificultades. "Como mi memoria de trabajo era débil y olvidaba las instrucciones con rapidez, tomé la costumbre de apuntar absolutamente todo", explica la joven, que a pesar de las dificultades, asegura que siempre ha sido "optimista y alegre". "Creo que cuando la madre naturaleza te quita algo, siempre te ofrece otra cosa", añade. De hecho, Paula está extraordinariamente dotada para la creatividad y el dibujo.

   "Mis conocimientos de inglés y el hecho de poder demostrar mi nivel B2 me van a abrir nuevas puertas en el futuro. En la página web de Central Saint Martins se dice que creen en formas diferentes de pensar y de actuar. En mi caso, esta diferencia es literal, no metafórica, y creo sinceramente que sus puertas van a abrirse para mí", confía.

   Por su parte, la directora del centro Exams Baix Camp, Brenda Gallagher, asegura estar "muy orgullosos" en el centro de haber contribuido a que Paula siga avanzando en su camino académico y profesional.

   Tal y como explica Gallagher, una de las misiones de Cambridge es llevar el aprendizaje del inglés a todas las personas que quieran comunicarse en esta lengua, sean cuales sean sus circunstancias. "Por eso, desde hace tiempo se trabaja en la adaptación de los exámenes para personas con necesidades especiales, para que éstas los puedan realizar sin ningún tipo de barrera", comenta, y celebra que en el caso de Paula, se ha cumplido "con creces" el objetivo, dadas las dificultades añadidas que plantea la pandemia.

Para leer más