Actualizado 17/12/2013 21:00 CET

Bruselas pide atajar puntos de entrada de especies invasoras

Las especies invasoras cuestan al menos 12.000 millones de euros en Europa

   BRUSELAS, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Europea ha adoptado este lunes una propuesta legislativa para combatir las especies invasoras en la Unión Europea en la que plantea elaborar una lista con las 50 especies más problemáticas en las que centrar los esfuerzos y pide a los Gobiernos europeos que elaboren planes de acción para identificar los puntos de entrada de estas especies en sus respectivos territorios y medidas correctivas para erradicarlas.

   El comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha recordado en rueda de prensa al presentar la propuesta que las especies invasoras, ya sean animales o plantas, se introducen por la acción humana bien accidentalmente o de forma deliberada y que tienen un impacto "significativo" negativo para la salud como para la preservar biodiversidad local y en términos económicos.

   Más de 12.000 especies de animales y plantas alienígenas se encuentran hoy en Europa, el 15% de las cuáles son invasivas y tienen un coste para los Gobiernos de "al menos" 12.000 millones de euros anuales entre medidas de control y asociadas como sanitarias.

   El comisario ha recordado que estas especies pueden incluso llegar a provocar la muerte humana a través de la transmisión de enfermedades como ocurre con el caso del mosquito tigre y suponen "una amenaza a las especies naturales y los ecosistemas locales" e incluso pueden provocar la "extinción" de especies locales.

   "Y están creciendo en número rápidamente", ha avisado el comisario para justificar la propuesta legislativa, que se centra en tres ejes como son la priorización, la prevención y la consolidación de los sistemas actuales de control.

   El Ejecutivo comunitario ha propuesto en primer lugar elaborar una lista con las 50 especies de "alto riesgo" más problemáticas ante la evidencia de que no se pueden atajar "a la vez" las miles de especies actualmente en Europa, ha explicado el comisario, que ha precisado que la lista la elaborarían conjuntamente los actores implicados y los Estados miembros. "La lista no existe todavía", ha confirmado el comisario, que ha explicado que la lista será "dinámica" y se revisará como muy tarde en un plazo de cinco años.

   Bruselas propone elaborar la lista a partir de "criterios" basados en evaluaciones de riesgo e incluir a las que tengan el "mayor" impacto negativo en términos económicos, de salud y social y en segundo lugar aquellas que crean problemas "en muchos" países europeos o las que crean "un problema tan severo en algunos países específicos" que se justifique actuar "juntos", ha explicado el comisario, que ha confiado en que los gobiernos y el Parlamento Europeo den su visto bueno a la propuesta.

   La Comisión Europea quiere además reforzar la prevención para impedir que estas especies lleguen a entrar en el territorio europeo y empiecen a crear problemas. "La prevención es mejor que la cura", ha justificado el comisario.

   Los Estados miembros realizarán controles para impedir la introducción de especies problemáticas de forma intencionada e identificar los puntos de entrada y elaborar planes de acción con medidas correctivas para atajarlos, ha explicado el comisario.

   Bruselas también defiende la necesidad de contar con "un sistema de alerta temprana eficaz" por "si las medidas preventivas fracasan". Cuando los Estados miembros detecten especies de preocupación que se han establecido en sus territorios, deberán tomar acciones inmediatas para erradicarlas, según la propuesta.

   En el caso de especies invasoras que ya se han establecido y generalizado en Europea, los Estados miembros tendrán que prever medidas para "evitar que el daño económico sea todavía mayor", ha explicado el comisario.

   El comisario también ha dejado claro que la propuesta "tiene en cuenta el interés" de los operadores comerciales como el sector de la acuicultura para darles "tiempo adecuado" para cumplir la nueva normativa dado que la importación y comercialización de las especies en la lista estarán prohibidas en la UE.