Actualizado 25/04/2008 21:02 CET

Empleados del Hotel Villamagna de Madrid participan como voluntarios en una residencia de ancianos

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de 30 empleados del hotel Villa Magna Park Hyatt Madrid, que permanece cerrado por reformas desde el pasado mes de agosto, ofrecieron hoy su experiencia y un "servicio de lujo" en una residencia para mayores de San Fernando de Henares (Madrid) de manera voluntaria.

Desde primera hora de la mañana, empleados de todos los departamentos del hotel se desplazaron a la residencia y desarrollaron diferentes tareas, en colaboración con la ONG Cooperación Internacional, para que los residentes pudieran disfrutar por un día de un servicio "5 estrellas Gran Lujo", según el director de personas y organización del hotel, Antonio Méndez. Además de atender a los residentes, los trabajadores del hotel organizaron actividades lúdicas para los mayores para lograr una jornada "diferente y divertida".

Méndez calificó esta iniciativa como una "gran oportunidad" para que los trabajadores pudiesen volver a ejercer su profesión tras más de seis meses con el hotel cerrado. Además, apunta que ha servido para que los empleados de la residencia conociesen cómo se trabaja en un hotel de cinco estrellas y que los empleados del hotel aprendiesen como se atiende a "clientes tan especiales", como por ejemplo, personas que sufren la enfermedad del Alzheimer.

Tanto la coordinadora de voluntariado corporativo de Cooperación Internacional, Iciar Lumbreras, y la directora de la residencia Acantis Senior, Paz Membibre, mostraron su "agradecimiento" por el trabajo realizado y realzaron "la profesionalidad y el entusiasmo" con el que han trabajado en este proyecto.

PROGRAMA PAUSE.

La iniciativa se enmarca dentro de 'Pause', un programa de gestión de personas que el hotel Villa Magna lleva desarrollando desde el primer día de su cierre temporal. Gracias a este proyecto, los empleados mantienen el contacto a través de actividades sociales, de desarrollo personal y de formación específica en cada una de sus áreas de responsabilidad, con vistas a la reapertura que se producirá en el último trimestre del año.

En línea con su compromiso social, esta jornada se suma al acto de donación de mobiliario que protagonizó el Hotel el pasado mes de septiembre, cuando destinó sus muebles, menaje, ropa de cama y objetos de decoración a varias ONG e instituciones sociales. En aquella ocasión, también los empleados participaron voluntariamente ayudando con la identificación y el traslado de los muebles.