Voluntarios de PROVOCA y la Fundación Oso Pardo plantan árboles frutales en Pollayo

Actualizado 17/12/2013 22:03:31 CET
GOBIERNO

El objetivo de esta actividad, en la que participaron cerca de 50 personas, fue el acondicionamiento del hábitat de estos animales

SANTANDER, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo ha celebrado una nueva acción del Plan PROVOCA, que en esta ocasión viajó hasta el pueblo de Pollayo (Vega de Liébana) de la mano de la Fundación Oso Pardo (FOP).

El objetivo de este encuentro, totalmente gratuito y que se celebró el domingo, fue la realización de trabajos de plantaciones de enriquecimiento con especies frutales de interés para la alimentación y la vida de los osos, según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

Entre las especies que se repoblaron por los montes de la localidad destacan, debido a su importancia en la dieta de estos omnívoros, los manzanos y cerezos. Además, la actividad contempló la realización de diferentes talleres para la interpretación de El País de los Osos.

Los voluntarios que participaron en la plantación de frutales también conocieron de primera mano aspectos sobre la ecología, el ambiente o las costumbres de estos animales durante el otoño, momento cercano a su hibernación. En total, cerca de 50 personas se dieron cita en este evento que ambas instituciones desarrollan de manera periódica.

El Gobierno de Cantabria facilitó la realización de esta acción mediante la colocación de un autobús que partió desde Santander a primera hora de la mañana y que llegó hasta Pollayo tras recalar en Torrelavega, Unquera y Potes. A partir de las 16.30 horas, los participantes emprendieron el viaje de regreso.

La Fundación Oso Pardo nació en el año 1992 y tiene como principal objetivo "el estudio y la conservación del oso pardo", una de las especies más conocidas y queridas de la fauna ibérica y que es también "uno de los mejores indicadores biológicos del buen estado de conservación del territorio".

El pasado mes de enero, la FOP ya participó en otro encuentro en Pesaguero del Plan PROVOCA, que trabaja en el fomento de la sensibilidad ambiental, la educación ambiental y la sostenibilidad. En esa ocasión, los cuarenta voluntarios que participaron en la plantación de alimento osero también realizaron una ruta didáctica con explicaciones sobre el animal.