Publicado 21/10/2020 20:03CET

Inician en breve las obras de nuevo proyecto de restauración del área afectada por el incendio de Nerva (Huelva) de 2018

HUELVA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta iniciará en los próximos días las obras del nuevo proyecto de restauración del área incendiada en agosto de 2018 en el municipio de Nerva (Huelva), cuyo presupuesto asciende a 677.000 euros cofinanciados por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

Una vez que se valide el plan de seguridad y salud necesario para la ejecución de la obra con garantías, el Gobierno andaluz pondrá en marcha actuaciones urgentes de remediación en el área afectada en el monte La Chaparrita y otras zonas ubicadas en el término municipal nervense, según ha indicado en una nota la Consejería.

El objetivo de esta iniciativa, que da continuidad a los trabajos de emergencia realizados inicialmente, es paliar los efectos negativos ocasionados por el fuego sobre los ecosistemas forestales y las especies que habitan en ellos. Para ello, se ejecutarán diversas actuaciones prioritarias encaminadas a prevenir y minimizar los riesgos derivados de los procesos de erosión hídrica, ya que la mayor parte de la superficie afectada por el incendio coincide con terrenos con pendientes superiores al 20 por ciento, donde las lluvias podrían generar situaciones de pérdida de suelo y arrastre de materiales y, por tanto, dañar terrenos colindantes, fundamentalmente, de la cuenca del Río Tinto.

La ejecución de proyectos de restauración de incendios forestales es fundamental para el buen mantenimiento y mejora de los ecosistemas y terrenos forestales tanto desde el punto de vista ecológico como para el desarrollo económico y social de las áreas rurales. De hecho, esta iniciativa de la Consejería de Desarrollo Sostenible contribuirá al mantenimiento de la población rural, con la generación de cerca de 3.500 jornales de empleo verde y el aumento del valor natural de este entorno.

Estos trabajos, que tienen un plazo de ejecución estimado de 18 meses, consistirán en tratamientos silvícolas en la masa de pinar (apeos, tronzado y desembosque) encaminados a prevenir la proliferación de plagas en las masas forestales no afectadas por el incendio; y en la creación de albarradas en piedra o con restos de madera en barranqueras para intentar evitar, en todo lo posible, los efectos erosivos del agua. Con esta misma finalidad está previsto construir fajinas en las laderas más expuestas que contribuyan a minimizar la pérdida de suelo y permitan la pronta implantación de especies vegetales y actuaciones complementarias que persiguen mejorar la accesibilidad a los rodales de actuación.

Además, el Gobierno andaluz pondrá en marcha también actuaciones de recuperación de la zona a más largo plazo a través de otro proyecto de restauración forestal en diversos montes públicos afectados por el incendio forestal de Nerva. Desarrollo Sostenible tiene ya muy avanzada la planificación de estos trabajos, que se licitarán en 2021 y comprenderán, entre otras acciones, la plantación de especies arbóreas y arbustivas de gran rusticidad como el pino piñonero (pinus pinea), el alcornoque (auercus suber), la encina (auercus ilex) y el madroño (arbutus unedo).

DATOS DEL INCENDIO Y ACTUACIÓN DE EMERGENCIA

En agosto de 2018 se declaró un incendio en el paraje conocido como el Barranco de las Veguillas de Nerva que, debido a las adversas condiciones meteorológicas, se extendió a lo largo de 1.750 hectáreas de gran singularidad y valor ecológico. El 25 por ciento de este área afectada por las llamas está incluida en la Red de Espacios Naturales Protegidos (Renpa) como Paisaje Protegido de Río Tinto (429 hectáreas) y Monumento Natural Montera de Gossan (cerca de una hectárea).

En total, el incendio afectó a superficie de las Sierras del Romeral, San Cristóbal y Gargantilla ubicadas en los términos municipales de Minas de Riotinto, Campofrío, El Campillo, La Granada de Rotinto y Nerva.

Dada la afección de la zona, fue necesario actuar de emergencia con el objetivo de reducir, en la medida de lo posible, los efectos erosivos del agua y el viento sobre el suelo desnudo. Para ello, se realizaron actuaciones centradas en las áreas con orografía más complicada como, por ejemplo, el Monte de las Chaparritas, donde se cortaron pies quemados y se colocaron fajinas y albarradas para intentar contener la erosión.