Actualizado 14/06/2021 18:49 CET

La Junta se apoya en las aves para impulsar en Jaén la educación ambiental entre escolares

Actividad en el Veracruz
Actividad en el Veracruz - JUNTA DE ANDALUCÍA

JAÉN, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha conmemorado el Día Mundial de las Aves Migratorias con una jornada de educación ambiental en el Colegio Monseñor Miguel Castillejo Fundación Veracruz, en Jaén capital, y en la que han participado 25 escolares de 2º de Educación Infantil y medio centenar más de 5º de Educación Primaria.

La delegada de Desarrollo Sostenible, María José Lara, ha destacado la educación ambiental como un pilar estratégico de la revolución verde y la lucha contra el cambio climático que impulsa la Consejería, objetivos en los que los menores tienen un papel fundamental al poder actuar como motores de cambio y de la conservación. "La educación ambiental en los colegios es fundamental porque permite que los niños asimilen la importancia de cuidar el entorno natural", ha apuntado Lara.

Con el eslogan 'Canta, vuela, vuela como un pájaro', el Día Mundial de las Aves se centra este año en los fenómenos del canto y el vuelo como una forma de inspirar a las personas de todo el mundo y sensibilizar para proteger a las aves y sus hábitats.

Dentro de este marco, en Jaén la jornada ha servido para dar a conocer en el centro escolar la historia de Darío Palomino, un alumno de cuatro años que inicialmente registró algunas dificultades en el aprendizaje y ahora las ha superado.

En junio del curso pasado, durante el confinamiento de la pandemia, el único contacto que el niño tenía con el exterior era a través de su balcón, donde podía observar unos nidos de golondrinas. Un día, cuando las golondrinas entraban y salían de sus nidos, el pequeño empezó a emitir sus primeros sonidos imitando a los de las aves, así como a hacer aspavientos cada vez que las veía revolotear en su balcón.

La familia del alumno dio a conocer este relato a través de su participación en el concurso que la Consejería impulsó el pasado año durante el confinamiento sobre observación de aves desde las ventanas y balcones, al que se presentaron 133 trabajos de escolares diferentes puntos de la provincia.

La jornada ha consistido también en una charla para explicar detalles de las especies con las que están familiarizadas en el barrio donde se ubica el centro educativo. Nidos de golondrinas, aviones comunes y vencejos son algunas especies que los alumnos observan de forma habitual.

La Delegación Territorial les ha trasladado la importancia de no romper los nidos, además de concienciarles sobre el valor del respeto al medio ambiente, la biodiversidad en general y las aves.

Tras una introducción con estas temáticas, los escolares han conocido la actividad del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) y han participado en la suelta dos búhos chicos que han vuelto a su medio natural gracias a los cuidados recibidos en el centro. Además, han podido ver dos erizos, también del CREA.