La Junta pone en marcha una batería de medidas para mejorar la calidad del aire en Villanueva del Arzobispo

Actualizado 15/11/2019 19:15:46 CET

JAÉN, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta ha puesto en marcha una batería de medidas para mejorar la calidad del aire en Villanueva del Arzobispo (Jaén), una problemática ante la que el Gobierno andaluz ha actuado priorizando la protección de la salud de la ciudadanía.

La particular orografía del municipio jiennense, ubicado entre dos sierras, provoca la concentración de partículas PM10 de forma especial durante el invierno, cuando entran en funcionamiento las chimeneas. Este problema ambiental ha llevado a la Comisión Europea a incluir a España dentro del procedimiento de infracción por el incumplimiento de las obligaciones que impone la directiva relativa a los valores límite de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y óxidos de nitrógeno, partículas y plomo en el aire ambiente.

Desde 2012, en Villanueva del Arzobispo se vienen superando todos los valores intermedios y del valor guía de la Organización Mundial de la Salud. Esto significa que ha habido momentos puntuales en los que se ha sobrepasado el valor límite diario en la atmósfera de partículas PM10 para la protección de la salud humana.

Atendiendo a estas circunstancias, la Consejería aprobó el pasado 30 de abril el plan de acción a corto plazo para la mejora de la calidad del aire de Villanueva del Arzobispo y su entorno. El mismo incluye las medidas recogidas en los tres informes de seguimiento remitidos a la Unión Europea durante el último año y su ámbito de aplicación comprende tanto actividades domésticas como industriales y agrícolas.

El plan se ha empezado a ejecutar en tres líneas destinadas a lograr una restricción de emisiones, fomentar sistemas de calefacción más eficaces y respetuosas con el medio ambiente y una campaña de comunicación para informar y sensibilizar a la ciudadanía.

BIOMASA CERTIFICADA

De estas líneas de actuación se han generado una batería de medidas como la realización de un inventario de instalaciones, la prohibición de quema de biomasa no certificada y otros combustibles sólidos en equipos que no cumplan los requisitos; la promoción del mantenimiento de los dispositivos autorizados; el seguimiento de los certificados para biomasa; y la prohibición de la quema de restos de poda y residuos agroforestales.

Además se ha optado por la promoción de la trituración de restos de poda, difusión de información sobre el uso adecuado de materiales y dispositivos a la ciudadanía; y jornadas de sensibilización incluso en centros escolares. La Junta de Andalucía también promociona el mercado de la biomasa en Villanueva del Arzobispo para garantizar la calidad del combustible para su óptima combustión y adecuarlo a los usos y costumbres.

En el presente año atmosférico no se han superado por ahora los índices permitidos, pero con la llegada del frío se prevé que se supere la concentración de partículas permitidas. La Junta ha iniciado esta semana una campaña de medición selectiva de emisiones de los diferentes tipos de chimeneas existentes para determinar el nivel de emisiones de cada una y la incidencia de cada tipo en la contaminación global.

La Consejería estudia la instalación de electrofiltros en las chimeneas que retengan las partículas antes de que se emitan a la atmósfera y se ha comprometido a analizar la viabilidad de una línea de financiación.

El presupuesto destinado por la Consejería para el seguimiento del plan de acción para la mejora de la calidad del aire en Villanueva del Arzobispo se acerca a los 400.000 euros.

Contador