La Agencia Andaluza de Cooperación destinará seis millones de euros a proyectos de acción humanitaria en 2018

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/08/2018 11:15:44CET

Sánchez Rubio destaca que Andalucía "refuerza su compromiso" con refugiados

SEVILLA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha declarado, con motivo de la conmemoración del Día de la Asistencia Humanitaria, que la Junta de Andalucía está "absolutamente comprometida" con el problema de las migraciones irregulares que afecta a los países mediterráneos, y, en el caso de España, "muy especialmente" a las costas andaluzas. Así, ha destacado que en 2018 la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aacid) destinará seis millones de euros a intervenciones de acción humanitaria.

Sánchez Rubio ha recordado en declaraciones a Europa Press que, en una crisis de esta magnitud, la coordinación a nivel nacional e internacional "es fundamental para garantizar" que los procesos de acogida se desarrollen de forma ordenada, y ha puesto como ejemplo el reciente compromiso unilateral de la Junta para aumentar en 700 las plazas extraordinarias dispuestas para la acogida de menores extranjeros no acompañados (MENA).

Según Sánchez Rubio, "el objetivo es evitar en lo posible la realización de estas peligrosas travesías, que frecuentemente tienen un desenlace fatal en alta mar", toda vez que ha manifestado "la imperiosa necesidad de actuar en origen, mitigando las causas que llevan a las personas a abandonar sus lugares de nacimiento para así romper el círculo de interdependencias que alimenta la migración forzosa".

En este sentido, asegura que la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aacid), "tiene entre sus prioridades aliviar el sufrimiento y las necesidades básicas" de las personas en situación de vulnerabilidad extrema, de acuerdo con lo dispuesto en el Il Plan Andaluz de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Pacode) 2015-2018.

De este modo, señala que en Marruecos, mediante la colaboración con ONGD, la Aacid impulsa acciones de atención a migrantes, en especial a mujeres con niños a su cargo, y mantiene activos 18 centros de menores en colaboración con la Entraide Nationale, organismo encargado del bienestar social en el país vecino.

En cuanto a la colaboración con Naciones Unidas, la Junta de Andalucía, a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, mantiene acuerdos de colaboración tanto con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) como con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (Unrwa).

Así, destaca que en 2017, Acnur ha desarrollado dos proyectos con apoyo de la Junta de Andalucía. El primero, 'Protección y asistencia para la población refugiada siria en Líbano', ha contado con una financiación de un millón de euros, y es continuación de intervenciones similares realizadas en años anteriores a causa del conflicto en Siria. El segundo, denominado 'Respuesta de invierno 2017: asistencia de refugiados en Grecia', ha tenido un presupuesto de 250.000 euros, teniendo como objetivo proporcionar material de abrigo y refugio a más de 1.400 personas confinadas en campamentos de refugiados en Grecia.

En cuanto a la asistencia humanitaria prestada desde las ONGD andaluzas, Sánchez Rubio ha destacado que en 2017 la Aacid concedió 2.700.000 euros a la realización de diez intervenciones de ONGD en materia de Acción Humanitaria, siendo las áreas geográficas más beneficiadas Territorios Palestinos, Guatemala, Haití y Burkina Faso, entre otros territorios.

Además, en 2018, la Aacid destinará seis millones de euros a iniciativas de acción humanitaria desarrolladas por ONGD andaluzas, lo que supone un incremento superior al diez por ciento respecto al ejercicio anterior.

El Día de la Asistencia Humanitaria es una efeméride acordada por la Asamblea General de la ONU en coincidencia con el aniversario del ataque al cuartel general de la ONU en Bagdad en 2003, donde perdieron la vida 22 personas. Su conmemoración constituye una oportunidad para reconocer la labor de quienes afrontan el peligro y la adversidad para ayudar a los demás.