Publicado 21/04/2021 11:30CET

Extenda acerca los aperitivos andaluces a Corea del Sur en una misión directa con ocho empresas de la región

Extenda organiza una misión comercial con empresas andaluzas en Corea del Sur.
Extenda organiza una misión comercial con empresas andaluzas en Corea del Sur. - EXTENDA-JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Extenda ha organizado una nueva misión directa dedicada al mercado de productos de confitería, panadería y snacks dulces y salados en Corea del Sur, que ha sido celebrada en un formato digital en este país de la región de Asia-Pacífico donde se estima que, para el año 2024, las ventas al por menor en el mercado surcoreano de alimentos envasados aumenten un 9,7% hasta los más de 32.000 millones de euros, por lo que supone "una importante oportunidad de diversificación de destino para las empresas andaluzas".

Así lo han puesto de relieve desde Extenda en un comunicado en el que han enmarcado esta misión directa en el objetivo de la entidad de "potenciar la internacionalización de las empresas andaluzas".

Durante cinco días, entre el 5 y el 9 de abril, Extenda-Andalucía Exportación e Inversión Extranjera ha tenido como objetivo introducir nuevos productos con una demanda creciente en Corea del Sur, así como fomentar la presencia de marcas andaluzas de este sector.

Para ello, ha posibilitado la celebración de reuniones entre ocho empresas andaluzas con once importadores coreanos, obteniendo como resultado un total de 33 encuentros comerciales b2b.

Corea del Sur, con una población de más de 50 millones de habitantes y con una elevada renta per cápita, representa el cuarto mayor mercado de alimentos envasados de la región Asia-Pacífico y el décimo octavo a nivel mundial, según detalla Extenda. Los productos que prevén aumentar su demanda hasta 2024 son las sopas, platos preparados, productos horneados, galletas dulces, barritas y aperitivos de fruta, cereales de desayuno y productos lácteos.

A su vez, en la actualidad la región Asia-Pacífico representa casi la mitad del mercado mundial de snacks, entre los que destacan las nueces y semillas, los snacks y dulces regionales o locales, y las golosinas, patatas fritas, snacks de carnes y palomitas, entre otros.

El consejero delegado de Extenda, Arturo Bernal, ha establecido Corea del Sur como "una clara oportunidad para toda la industria confitera, panadera y de aperitivos de Andalucía, al presentar una positiva proyección de crecimiento que posibilita a este sector la diversificación sus ventas con el objetivo de aumentar sus cuotas de negocios e incrementar la presencia andaluza en mercados más exóticos, como los presentes en Asia-Pacífico, un área que representa el 41% del valor mundial del mercado de los snacks, con 56.400 millones de dólares".

A su vez, ha trasmitido "la seguridad y el respaldo que encuentran los productos andaluces en el prestigio de la Marca Andalucía como referente de bienes saludables y de alta calidad, en sintonía con los beneficios de la ya conocida dieta mediterránea".

DELEGACIÓN ANDALUZA

El sector de la confitería, panadería, y snacks andaluz, que ha contado con el apoyo de la Antena de Extenda en Corea del Sur, ha estado representado en esta misión directa 'on line' por ocho firmas de la comunidad, de las que cinco proceden de la provincia de Sevilla --La Aurora, La Despensa de Palacio, Méndez Artesanos, Monde y Salysol--, una de Almería --Lorusso y Saez--, otra de Córdoba --Los Jovianes--, y una última de Granada, que es Tostaderos Sol de Alba.

La organización de esta acción por parte de Extenda será cofinanciada con fondos procedentes de la Unión Europea a través del P.O. Feder de Andalucía 2014-2020, dotado con una contribución comunitaria del 80%, o "cualquier otro programa europeo susceptible de cofinanciar esta acción".

COREA DEL SUR Y LAS NUEVAS TENDENCIAS AGROALIMENTARIAS

Según ponen de relieve desde Extenda, Corea del Sur ha sido uno de los países que mejor ha afrontado la crisis pandémica, aunque esto no ha evitado que se hayan creado nuevas tendencias en los mercados surcoreanos, que a su vez siguen la línea de lo experimentado a nivel global, ya que afloran nuevas oportunidades para las empresas andaluzas presentes en este país.

De acuerdo a los datos de Extenda, como norma general, la población de Corea del Sur ha reducido su asistencia a supermercados e hipermercados, experimentando una bajada cercana al 15% respecto a los tiempos pre pandemia.

Según apuntan los datos de Extenda, este descenso se ha traducido en un auge del uso del comercio electrónico, donde diversos marketplaces agroalimentarios del país han doblado sus ventas, así como las plataformas de comida a domicilio, que también registran alzas cercanas al 30%.

A su vez, el aumento de los hogares unipersonales y el aumento de la participación femenina en el mercado de trabajo están influyendo en los patrones de compra de alimentos. Los consumidores quieren productos alimentarios "cómodos y con una buena relación calidad-precio que se adapten a su estilo de vida, así como saludables y de mayor calidad".

Como resultado, la gente busca este tipo de alimentos, como los productos de panadería y pastelería, por lo que su demanda está aumentando, según explican desde Extenda. A pesar de que muchas de las principales mezclas y masas de panadería que se ofrecen en las tiendas son recetas locales, la diversificación de los gustos de los consumidores coreanos ha hecho que se lancen con fuerza nuevos productos con recetas extranjeras --galletas, pasteles y tartas-- en los últimos años, donde Andalucía puede encontrar "un sinfín de oportunidades".

También existe una "fuerte tendencia" en la industria a cambiar a masas congeladas listas para hornear debido al aumento de los costes laborales, necesitando productos de calidad y diversos que permite "crear oportunidades para los productos importados, que permita reducir costes y adecuar el producto a las necesidades actuales".

NUEVAS TENDENCIAS DEL CONSUMIDOR SURCOREANO

El principal gasto en los hogares surcoreanos es en alimentos y bebidas no alcohólicas (16,1%), seguido por muebles, electrodomésticos y mantenimiento del hogar (13,6%), y en tercer término se ubica el ocio y la cultura con 11,9% del gasto total, según apuntan los datos de Euromonitor.

Para la industria agroalimentaria, la población surcoreana presenta una "alta sensibilidad" en temas de marca y producto, valorando la calidad, los beneficios para la salud y su servicio post venta, estando dispuestos a pagar por todo ello. Además, se observa un mayor consumo de productos extranjeros en todos los estratos socioeconómicos, lo que revela la poca influencia que tiene el nacionalismo como determinantes de consumo y su apertura a nuevos productos.

EXPORTACIONES AGROALIMENTARIAS A COREA DEL SUR

Las exportaciones de alimentos y bebidas andaluzas a Corea del Sur alcanzaron en 2020 los 63 millones de euros, con un descenso del 11,8% respecto al año anterior, debido a la paralización de la economía a causa del Covid-19. A su vez, se alcanzó un superávit comercial de 62 millones y una tasa de cobertura récord del 99.501%.

Estos datos posicionaron a Andalucía como tercera comunidad exportadora a Corea del Sur, con el 14,1% del total nacional (445 millones), solo superada por Cataluña (28,6%) y la Región de Murcia (14,1%).

Las provincias andaluzas que más productos agroalimentarios exportaron en 2020 fueron Sevilla, con 37 millones de euros y el 58% del total; Córdoba, con 12 millones y el 19,2%; Málaga, con 6,5 millones y el 10,4%; y Cádiz, con 5,5 millones y el 8,8%.

Los productos agroalimentarios andaluces que más se importaron desde Corea del Sur en 2020 fueron, en primer lugar, el aceite de oliva, con 21,2 millones de euros y el 33,8% del total; las carnes y despojos comestibles, con 10,5 millones y el 16,7%; las preparaciones de frutas y hortalizas, con 7,6 millones y el 12,2%; el aceite de girasol, con 4,5 millones y el 12%; y, en quinto lugar, otras grasas y aceites vegetales, con siete millones y el 11,3%.

También presentan importantes crecimientos las preparaciones a base de cereales y harinas, con un alza del 108% hasta 265.000 euros; y las preparaciones alimenticias diversas.

Contador