Más de 14.000 jóvenes se forman en técnicas de reanimación en Andalucía

Marina Álvarez y Sonia Gaya visitan una actividad de cardiorreanimación
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 16/10/2018 13:48:57CET

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de 14.000 jóvenes andaluces se formarán en técnicas de reanimación cardiaca en las jornadas #cardiomaraton061, organizadas por las Consejerías de Salud y Educación de la Junta de Andalucía con motivo del Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca.

Estas sesiones formativas, coordinadas por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias en las ocho provincias andaluzas, han contado con la presencia este martes en Sevilla de la consejera de Educación, Sonia Gaya; la consejera de Salud, Marina Álvarez; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Sevilla, María Ángeles Fernández; la delegada territorial de Educación, Francisca Aparicio; y el director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría.

Ambas consejeras han destacado durante estas jornadas formativas, que en Sevilla han congregado a más de 2.500 jóvenes, la importancia de "sensibilizar a la población, desde las edades más tempranas, sobre la importancia de saber actuar a tiempo y con eficacia e incrementar así la supervivencia de las personas que sufren una parada en el ámbito extrahospitalario".

Los alumnos que se dan cita pertenecen a una quincena de institutos de Educación Secundaria de Sevilla, que serán entrenados en reanimación cardiopulmonar por 80 instructores que participan en esta iniciativa de forma voluntaria y que forman parte de las instituciones colaboradoras en esta iniciativa.

PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE PREMATURA EN ESPAÑA

La parada cardiaca (PCR) es la principal causa de muerte prematura en España y en los países del entorno. En la mayoría de los casos, su origen es cardiaco y se denomina muerte súbita cardiaca, y puede afectar a personas jóvenes en una proporción importante; se estima que la incidencia anual de la parada cardiaca extrahospitalaria en Andalucía es de 19,5 casos por cada 100.000 habitantes, de los que más de la mitad ocurren en el domicilio.

La parada cardiaca es considerada la emergencia sanitaria 'tiempo dependiente' por excelencia, ya que el pronóstico del paciente y, por tanto, las probabilidades de supervivencia van a depender del tiempo que transcurre desde que ocurre hasta que se inician las maniobras básicas de reanimación.

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

En este sentido, y para facilitar la enseñanza de estas técnicas a la ciudadanía en general, las recomendaciones internacionales han simplificado las acciones a llevar a cabo por los testigos y destacan sobre todo la importancia de alertar de inmediato a los servicios de emergencias sanitarias e iniciar cuanto antes las maniobras de reanimación.

Las jornadas formativas que cada año organiza la administración andaluza desde 2013 están avaladas por el Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar y suponen un ejemplo de colaboración entre más de un centenar de instituciones públicas y privadas que reúnen en Andalucía todos los años a más de 400 monitores en reanimación cardiopulmonar: hasta la fecha, más de 75.000 jóvenes de las ocho provincias andaluzas se han formado en cómo actuar ante una parada cardiaca.

RECONOCIMIENTOS ESPECIALES

Cada año, y para premiar a personas que suponen un ejemplo a seguir, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias otorga reconocimientos especiales a testigos de paradas cardiacas que hayan posibilitado salvar una vida en Andalucía.

Así, en nombre de todos los profesionales sanitarios que participan en la cadena de supervivencia, en esta edición se entregarán 34 distinciones a personas que por sus gestos solidarios y ejemplares han contribuido de manera decisiva a salvar la vida a una persona.

En Sevilla, se ha distinguido a tres personas por su actuación ante la pérdida súbita de conciencia de una persona el día 17 de mayo en la calle Rosa de Luxemburgo de la localidad de Tomares (Sevilla), a quien le realizaron las maniobras de reanimación y aplicaron el desfibrilador hasta la llegada de los servicios de emergencias.

Un testigo presenció la caída súbita de una persona al suelo, identificando que se trataba de una parada cardiaca y comenzando la reanimación básica. Posteriormente la Policía Local de la localidad, desplazada al lugar, aplicó el desfibrilador, continuando con la reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del equipo del 061, que practicó las maniobras de soporte vital avanzado, le aplicó ventilación mecánica al paciente y administró la medicación necesaria, permitió que esta persona fuera trasladada al hospital de referencia, encontrándose en la actualidad recuperado.

El servicio provincial del 061 de Sevilla ha distinguido por ello a Antonio Cordero Moreno, primer testigo de la situación y a dos miembros de la Policía Local de Sevilla, al oficial Vicente Hoya y al policía Juan Antonio Vargas, por su entereza, por mantener la calma en circunstancias difíciles y por practicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar que ayudaron a salvar una vida de una persona tras sufrir una parada cardiaca.

Contador