Entregan más de 2.500 firmas en la Xunta para reclamar una política forestal que evite los incendios

Actualizado 17/12/2013 20:52:33 CET
EUROPA PRESS

Exigen llevar a cabo una ordenación del territorio acorde con las "características reales" de Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Galega Contra o Lume ha presentado este viernes en el registro xeral de la Xunta más de 2.500 firmas en apoyo a sus propuestas para elaborar una política forestal que "evite los incendios" que cada año "arrasan como una plaga bíblica" los montes gallegos y que, entre otras cuestiones, pasa por llevar a cabo "una ordenación del territorio" acorde a las características de Galicia.

Esta asamblea está formada por más de una docena de colectivos ecologistas y sindicatos que tienen como objetivo denunciar que los incendios en los montes gallegos "no son una cuestión puntual" sino que responden a la existencia de una política forestal que "no cumple sus objetivos", ha explicado Miguel Anxo Abraira, de la plataforma en Defensa das Fragas do Eume.

"Llega con decir que en los últimos 25 años más de la totalidad del territorio gallego ardió, como mínimo, una vez", ha manifestado Abraira antes de asegurar que "no llega con tener hidroaviones, helicópteros o brigadistas que apaguen los fuegos, sino que es imprescindible cambiar la política forestal".

En esta línea también se ha pronunciado el secretario ejecutivo de Adega, Fins Eirexas, quien ha considerado que la solución a la "plaga de incendios" tiene que ser "estructural" y pasa por "modificar las políticas forestales". "El actual modelo basado en la forestación del monte a través del cultivo de especies pirófitas no funciona y es una de las causas que está detrás del fuego", ha señalado.

"Si una administración aprueba una ley de montes que aumenta la superficie de monocultivos de especies pirófitas, que reduce las bandas de protección contra el fuego e introduce la privatización en el monte, está claro que si no prende fuego, está detrás de muchos de los incendios que se producen en este país", ha criticado.

"FALTA DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO"

Asimismo, la secretaria xeral del Sindicato Labrego Galego (SLG), Isabel Vilalba, ha asegurado que Galicia "tiene una asignatura pendiente" que se tiene que llevar a cabo y que es "tener un territorio ordenado" acorde a sus características.

A este respecto, ha explicado que para combatir el fuego "es básico" que "no se siga perdiendo superficie agraria" pues "si se tiene el monte limpio y una clara política forestal, muchos de los incendios no tendrán la posibilidad de propagarse".

Precisamente, sobre esta cuestión, Vilalba ha criticado que "una de las primeras cosas" que llevó a cabo el actual Gobierno gallego fue "aprobar una ley nueva de montes totalmente contraria a las necesidades de Galicia" y que abrió la puerta a la "reducción de las franjas de protección" y "la veda a la forestación en terrenos agrarios".

"Hay que intentar que se trabaje no en aparecer cuando tenemos el problema sino en hacer que el problema no llegue", ha argumentado la Secretaria Xeral del SLG quien también ha considerado "estructural" en problema de los incendios forestales en la Comunidad gallega.

Ante estas cuestiones, el presidente de Anagaci, Manuel Cebrao, ha propuesto a la Asamblea Galega contra o lume llevar a cabo una "manifestación nacional contra los incendios" el día 22 de septiembre en Santiago de Compostela, una cuestión que será analizada por la plataforma.

MEDIDAS PROPUESTAS

Además de un ordenamiento forestal "acorde a las características de Galicia", en su decálogo de medidas, la Asamblea Galega contra o lume propone llevar a cabo una nueva política forestal que "promueva la multifuncionalidad del monte y proteja sus funciones ecosistémicas y sociales".

También reclaman la creación de un nuevo plan forestal que "contemple los montes como algo más que subministradores de madera barata para triturar o quemar", para lo que se debe de "limitar la expansión de las especies piróficas o alóctonas y promover una silvicultura preventiva y sostenible".

Asimismo, han pedido incrementar los esfuerzos y las inversiones en prevención, "que deberían ser superiores a los de extinción". "Los labores de prevención, vigilancia, lucha contra el fuego y regeneración deben de desarrollarse durante todo el año", considera la Asamblea.

En este sentido, también apuestan por "planificar y desarrollar programas de regeneración hidrológico-forestal" en los montes quedamos para "evitar la perdida del suelo y la erosión", así como por llevar a cabo "labores de regeneración de la vegetación natural en las zonas quemadas" o "promover el incremento de los montes públicos".

Para leer más