Tener un instrumento de ordenación forestal, obligatorio desde 2019

Actualizado 20/02/2014 18:17:31 CET
Actualizado 20/02/2014 18:17:31 CET

Para leer más

Tener un instrumento de ordenación forestal, obligatorio desde 2019

Para aprovechamientos en el monte

Musgo, monte, bosque
Foto: EUROPA PRESS

El Consello analiza el decreto que regulará estos documentos, con los que los dueños quedarán exentos del IBI

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

   A partir del año 2019 no se permitirán aprovechamientos forestales --incluidos cortas de madera para uso comercial-- a aquellos propietarios que no posean un instrumento de ordenación o gestión forestal.

   En previsión de este requerimiento, que establece la legislación actual --Ley básica de montes--, la Xunta prevé aprobar un nuevo decreto de ordenación y gestión forestal que el Consello ha analizado este jueves.

   Con el fin de que todos los propietarios forestales de Galicia se doten de estos instrumentos "con tiempo", la Consellería de Medio Rural ha elaborado un texto por el que se regula la estructura y contenidos de los instrumentos de ordenación y gestión forestal.

   Además, lo ha redactado con la mente puesta, según destaca, en "asegurar un aprovechamiento multifuncional y sostenible de los recursos".

REGLAMENTO OBSOLETO

   El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo, ha llamado la atención sobre que la futura norma supera un reglamento obsoleto, que data de 1970.

   Ha explicado, asimismo, que determina tres niveles, de forma que deberán dotarse de un proyecto de ordenación los montes públicos y todos aquellos territorios que superen las 25 hectáreas de superficie en coto redondo (perímetro).

   Si la superficie es igual o inferior a las 25 hectáreas, los propietarios o gestores deberán presentar un documento simple de gestión o un documento compartido con una pluralidad de propietarios que quieran gestionar de forma conjunta su monte.

   Alternativamente, si la superficie es igual o inferior a las 15 hectáreas podrán optar por un documento de adhesión expresa a referentes de buenas prácticas y a los modelos silvícolas o de gestión forestal genéricos. Este documento lo pondrá a su disposición la consellería de manera inmediata, a través de una orden que saldrá a información pública la próxima semana.

BENEFICIOS ECONÓMICOS

   Además de asegurar un aprovechamiento diverso de los montes gallegos y adaptado a sus características, Núñez Feijóo ha destacado que el nuevo decreto conllevará otros beneficios para los propietarios.

   Sobre los económicos, ha subrayado que aquellos propietarios o gestores que busquen optar a ayudas públicas del nuevo periodo 2014-2020 deberán dotarse de estos instrumentos.

   De igual forma, aquellos que dispongan de estos instrumentos podrán acogerse a dos beneficios fiscales, al quedar exentos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del cómputo como ingreso en la base del IRPF de los importes de las subvenciones públicas concedidas.

FACILIDADES ADMINISTRATIVAS

   En lo tocante a facilidades administrativas, ha avanzado que los propietarios que tengan estos instrumentos no necesitarán ninguna autorización de los diferentes departamentos de la Xunta para realizar las actuaciones planificadas y solo deberán notificarlas, ya que para su aprobación administrativa se aplicará un criterio de ventanilla única.

   Con todo, aquellos que opten por un documento de adhesión expresa a referentes de buenas prácticas y a los modelos silvícolas o de gestión forestal --cuando la superficie es igual o inferior a las 15 hectáreas-- deberán pedir las oportunas autorizaciones para poder realizar actuaciones en el territorio.

CERTIFICACIÓN FORESTAL

   Por último, en el ámbito de los beneficios comerciales, la aplicación de esta norma facilitará a los propietarios forestales poder alcanzar el certificado de gestión forestal sostenible, ha destacado, por cualquiera de los sistemas internacionalmente reconocidos.

   Así, la Administración cuenta con que aumente la competitividad del sector forestal gallego, al proveerse de materia prima con un sello diferencial de certificación en un mercado comunitario.

   De acuerdo con los datos del Gobierno gallego, solo el 10% de la superficie del monte en Galicia está ordenado y únicamente el 8% presenta certificado de gestión forestal sostenible.

Para leer más