Actualizado 24/11/2022 19:21

La Xunta avisa: el freno en España al AVE Vigo-Oporto supondrá un retraso de 3 años respecto al tramo luso

Reunión del Consello de la Xunta.
Reunión del Consello de la Xunta. - Xunta de Galicia

   Destinará el próximo año 5,6 millones a la mejora de los parques empresariales y a la creación de nuevos viveros industriales

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno gallego ha analizado un informe en su reunión semanal en el que, según ha trasladado el presidente, Alfonso Rueda, se evidencia que la falta de avances registrada en los trámites para impulsar la conexión ferroviaria entre Vigo y Oporto supondrá un retraso mínimo de tres años en las obras en España con respecto a las del tramo portugués.

   En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el presidente ha calificado de "imprescindible" y de "oportunidad" esta conexión de alta velocidad que permitirá "reducir los tiempos del viaje" --en concreto de las 2 horas y 22 minutos actuales a solo 55 minutos-- y acercar "los territorios" que conforman la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal.

   Según la Xunta, el informe revela que la planificación completa presentada recientemente por el Gobierno portugués para el desarrollo de la línea ferroviaria Lisboa-Oporto-Vigo acredita la necesidad urgente de contar con un compromiso equivalente por parte del Gobierno de España para darle continuidad al Eje Atlántico hasta el norte de Portugal, promoviendo la conexión del tren de alta velocidad entre Vigo y Oporto.

   "En septiembre el Gobierno de Portugal hizo pública una planificación de obras para impulsar la conexión ferroviaria en alta velocidad con España a través de la fachada atlántica con la línea Vigo-Oporto-Lisboa", ha dicho Rueda, antes de añadir que la previsión del Gobierno luso es comenzar las obras de los tramos Lisboa-Oporto y Oporto-Valença "entre 2024 y 2026" para que en 2030 "esté finalizado el grueso de la infraestructura".

   El informe evaluado en el Consello da Xunta contrapone esta planificación con el estado de los proyectos para extender en España la conexión ferroviaria del Eje Atlántico hasta la frontera portuguesa. La conclusión es que, a consecuencia del retraso acumulado y aunque "se acelerasen mucho los trámites pendientes", el tramo portugués estará concluido, como mínimo, tres años antes que el trecho gallego.

TRÁMITES PENDIENTES

   El presidente de la Xunta ha repasado todos los trámites que sería precisos ya tener en marcha desde hace un año para poder cumplir con el plazo que permitiría que la parte española de la conexión ferroviaria esté en 2030. Entre ellos, ha citado la información "pública inicial, la tramitación ambiental, la redacción de los proyectos o la licitación de las obras".

   "Trámites fundamentales a los que habría que sumar después la construcción de la infraestructura, el montaje de la vía o la electrificación y la homologación", ha apostillado. Y ha añadido que, para poder tener finalizadas las obras en territorio español al tiempo que la previsión del Gobierno portugués, "el proyecto ya tendría que estar sometido a exposición pública desde hace un año".

SALIDA SUR DE VIGO

   Además, ha esgrimido que habría que invertir cerca de 700 millones de euros en la construcción de dos tramos para prolongar el Eje Atlántico que actualmente va desde A Coruña a Vigo, hasta la frontera portuguesa. El primero, tramo considerado prioritario por la Xunta, es la salida sur ferroviaria de Vigo, y el segundo la conexión entre O Porriño y la frontera portuguesa.

   Considerando que se trata de una actuación estratégica tanto para Galicia como para la conexión con Portugal, la Xunta ha elaborado un estudio técnico y económico que acredita --sostiene-- "su viabilidad y su elevada rentabilidad", poniendo los datos en conocimiento del Ministerio de Transportes y Movilidad.

   Sin embargo, ese departamento del Gobierno de España adjudicó en agosto de 2021 un nuevo estudio de alternativas sobre la salida sur de Vigo que el proyecto de presupuestos estatales para 2023, con una partida de 30.000 euros, mantiene en estados muy previos al inicio de la tramitación oficial esta infraestructura estratégica: no cuenta con recursos precisos para la redacción del estudio informativo ni para el estudio ambiental.

   "La Xunta considera que es imprescindible licitar el estudio informativo e iniciar la tramitación ambiental para avanzar de forma efectiva hacia su materialización", ha defendido el presidente gallego.

CUMBRE IBÉRICA: UNA "OPORTUNIDAD PERDIDA"

   Además, el Gobierno autonómico lamenta "la oportunidad perdida" de la Cumbre Ibérica celebrada a principios de mes en la localidad de Viana del Castelo por los Gobiernos de España y Portugal para concretar los planes de futuro sobre esta línea férrea.

   Junto con las obras en cada lado de la frontera, la Xunta también solicita al Gobierno de España una planificación igual que la de la Administración portuguesa.

PARQUES EMPRESARIALES

   En otro orden de asuntos, el Ejecutivo autonómico ha acordado autorizar el cambio de titularidad a favor del Ayuntamiento de Sanxenxo (Pontevedra) de tres tramos de carreteras provinciales. Y ha aprobado el proyecto de las nuevas sendas en las PO-302 y PO-306 en Vilanova de Arousa, que supondrán una inversión de casi 1,3 millones de euros.

   Asimismo, el Consello da Xunta también ha analizado un informe en el que se plasma el compromiso del Gobierno gallego con la mejora de los parques empresariales de la Comunidad, que recibirán, en 2023, un total de 5,6 millones para la mejora de sus infraestructuras, servicios, y para la creación de nuevos viveros industriales.

   De este modo, el Gobierno gallego prevé publicar en diciembre la nueva convocatoria de mejora de infraestructuras a la que destinará un total de 2,1 millones de euros.

   Esta línea tiene como objetivo dar respuesta a las nuevas necesidades que tienen estas instalaciones con el objetivo de modernizarlas y ofrecer un mejor servicio para favorecer la fijación e implantación de compañías, así como promover el empleo local.

Contador