La Xunta incorpora 70 desfibriladores en albergues públicos para hacer el Camino "más seguro"

Publicado 23/07/2019 18:04:40CET
Recreación de un ataque cardiovascular.
Recreación de un ataque cardiovascular.PEDRO DAVILA-EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Xunta de Galicia incorporará desfibriladores semiautomáticos externos (DESA) en los 70 albergues públicos de la Comunidad para convertir el Camino de Santiago en un espacio "más seguro" y "cardioprotegido".

En este sentido, el conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, y el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, han firmado este martes un acuerdo de colaboración entre la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061 y la Axencia Turismo de Galicia para la instalación de DESA y la formación del personal de los albergues públicos. Al acto, llevado a cabo en la Oficina de Acollida ao Peregrino en Santiago, también ha asistido el director de Urxencias Sanitarias de Galicia, José Flores Arias.

"Vamos a dotar a los albergues de la tecnología necesaria para lograr que en el hipotético caso de que haya un problema cardiovascular pueda haber las herramientas y la formación necesaria por parte de los profesionales de los albergues para dar una respuesta rápida e impedir que la cuestión vaya a más", ha destacado este martes el conselleiro de Cultura.

Según han señalado, la conversión del Camino de Santiago en un espacio cardioprotegido "constituye una iniciativa pionera en todo el territorio nacional" y consigue implementar las recomendaciones de las principales sociedades científicas, que certifican que la aplicación temprana de los DESA constituye una de las estrategias "más efectivas" para mejorar el pronóstico de muerte súbita.

Con esta iniciativa se incrementará el número de DESA situados en espacios públicos que pueden ser utilizados por aquellos que asisten en un primer momento a personas que sufren un episodio cardíaco reversible tras la aplicación de un desfibrilador. Actualmente, la Comunidad cuenta con más de 1.430 de estos aparatos en espacios públicos.

FORMACIÓN

A la instalación de los DESA en los albergues se sumará la formación del personal que trabaja en ellos, de forma que estos aparatos podrán ser utilizados por los empleados que dispongan de conocimientos para su uso y de primeros auxilios.

"Es fundamental que los trabajadores de los albergues tengan esa formación y vamos a dársela en dos meses para que puedan usar los desfibriladores. Será impartida por el 061", ha subrayado el conselleiro de Sanidade.

Además, ha indicado que serán casi 150 las personas que recibirán dicha formación, por lo que a partir de septiembre u octubre los desfibriladores ya estarán en los albergues.

"Las muertes cardiovasculares son las más frecuentes en nuestra sociedad, más que las debidas a enfermedades oncológicas. En estos casos, es muy importante una actuación rápida y directa en el lugar que ocurra", ha insistido Vázquez Almuiña.

Por su parte, Flores Arias ha destacado la importancia de contribuir a hacer Galicia "más segura" y con la mirada también puesta en la previsión de recibir la llegada de miles de peregrinos en el Xacobeo 2021.

Contador