Publicado 15/06/2016 19:17

LIGO detecta ondas gravitacionales de otra fusión de dos agujeros negros

PALMA DE MALLORCA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha participado, a través de la Colaboración Científica LIGO, en la identificación de un segundo evento de ondas gravitacionales provenientes de otra fusión de dos agujeros negros.

Según han explicado, el 26 de diciembre de 2015 a las 03.38.53 UTC, los científicos observaron ondas gravitacionales (ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo) por segunda vez (evento que ha sido llamado GW151226). Esta es la segunda observación clara de una fusión de agujeros negros y, junto con GW150914 (el primer evento observado), "marca el inicio de la astronomía de ondas gravitacionales como un medio para explorar nuevas fronteras de nuestro universo".

Desde la UIB, han explicado que las ondas gravitacionales fueron detectadas por los dos detectores gemelos del Observatorio por Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO, por sus siglas en inglés), ubicados en Livingston, Louisiana, y Hanford, Washington, EE.UU. Estos observatorios están financiados por la National Science Foundation (NSF), y fueron concebidos y son operados por Caltech y MIT.

El descubrimiento, aseguran desde la UIB, ha sido aceptado para su publicación en la revista Physical Review Letters y fue realizado por la Colaboración Científica LIGO (que incluye la Colaboración GEO y el Australian Consortium for Interferometric Gravitational Astronomy) y la colaboración Virgo usando datos de los dos detectores LIGO.

Esta señal, GW151226, fue identificada a tan solo 70 segundos de su llegada a la Tierra por los algoritmos de baja latencia. Un minuto después, se tenían las primeras indicaciones del origen de la señal gracias a una técnica conocida como filtrado adaptado. En este método, los datos se comparan con predicciones de señales gravitacionales (catálogos de formas de onda) para encontrar la que coincide mejor.

LA UIB PARTICIPA CON EL GRG

Según han concretado, el desarrollo de catálogos precisos de formas de onda basados en la relatividad general "resulta imprescindible" para estudiar las fusiones de binarias de agujeros negros y "es una de las actividades principales" del grupo de Relatividad y Gravitación (GRG) en la Universidad de les Illes Balears (UIB).

Además, sus fórmulas son utilizadas para generar los varios cientos de miles de patrones de onda utilizados en el análisis de los datos de LIGO/Virgo y llevar a cabo este descubrimiento.

Para calibrar estos bancos de patrones es necesario la utilización de simulaciones numéricas, generadas en muchos casos gracias al uso de infraestructura computacional europea (Prace) y de la Red Española de Supercomputación.

Cabe señalar que el doctor Sascha Husa, profesor de la UIB y miembro del GRG, lidera un proyecto internacional que ha sido recientemente seleccionado por Prace, con más de ocho millones de horas de CPU, y desde 2010 el grupo de la UIB ha tenido acceso de forma continuada a tiempo de cálculo en el MareNostrum, el supercomputador más potente de España del BSC-CNS, que ha sido esencial para el desarrollo de estos catálogos.

Por otro lado el grupo de la UIB, liderado por la doctora Alicia Sintes, está volcado en análisis de los datos de LIGO, "a la caza de una posible señal gravitacional continua" procedente de púlsares desconocidos (estrellas de neutrones en rotación). Estas señales son tan débiles, que es necesario integrar todos los datos tomados durante estos cuatro meses para tener alguna oportunidad de ver algo.