Publicado 04/09/2022 14:00

Salud recomienda comprobar que los productos cosméticos están correctamente etiquetados antes de comprarlos

La etiqueta contribuye a garantizar la seguridad y la protección de la salud, y a detectar y controlar posibles efectos adversos

PALMA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud y Consumo, a través del Servicio de Control de Medicamentos y Productos Sanitarios, ha recomendado comprobar que los productos cosméticos se encuentran correctamente etiquetados antes de comprarlos, ya que el etiquetado contribuye a garantizar la seguridad y la protección de la salud, y a detectar y controlar posibles efectos adversos.

Según ha informado la Conselleria de Salud y Consumo este domingo en nota de prensa, el Servicio de Control de Medicamentos y Productos Sanitarios recomienda a los consumidores comprobar que los productos cosméticos que desean adquirir están etiquetados correctamente para garantizar la seguridad y la protección de la salud, y para detectar y controlar posibles efectos adversos.

Se considera cosmético toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo --piel, pelo, uñas, labios, etcétera-- o con los dientes y mucosas bucales, con la finalidad exclusiva o principal de limpiarlas, perfumarlas, modificar su aspecto, protegerlas, mantenerlas en buen estado o corregir los olores corporales.

Algunos de los más habituales son jabones, geles, champús, lociones y lacas, cremas, aceites, maquillajes y desmaquilladores o productos de protección solar.

El Servicio de Control de Medicamentos y Productos Sanitarios recuerda que los productos cosméticos están regulados tanto a escala europea como nacional, y para ser comercializados deben cumplir una serie de requisitos entre los que destacan cuatro.

Así, los requisitos destacados son que la empresa que fabrica el producto en España o que importa el producto debe presentar una declaración responsable a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y disponer de un responsable en la Unión Europea, que ha de figurar en el etiquetado. También, que los productos deben notificarse al Portal de Notificación de Productos Cosméticos (CPNP) de la Aemps y estar etiquetados adecuadamente.

Por tanto, en la etiqueta debe constar el nombre, la razón social y la dirección del responsable; el contenido nominal del envase, en peso o volumen; la fecha de caducidad o el símbolo PAO (plazo después de apertura); las precauciones particulares de uso; el número de lote de fabricación; la función principal del producto --excepto si se desprende de la presentación--; y la lista de ingredientes.

Los cosméticos que se presenten a la venta sin envase previo --que se envasan en el lugar de venta a petición del comprador o se envasan previamente para la venta inmediata-- deben disponer de etiquetas o prospectos que contengan información para el consumidor. Estas etiquetas deben adherirse a los envases de los productos cosméticos o acompañarlos en el momento de la entrega.

COMUNICACIÓN DE EFECTOS NO DESEADOS. COSMETOVIGILANCIA 2021

Los profesionales sanitarios, los profesionales que aplican los cosméticos y los ciudadanos tienen la obligación de notificar cualquier efecto no deseado para conocer su naturaleza y frecuencia, y poder tomar las medidas necesarias para proteger la salud y evitar que vuelva a producirse. La notificación se puede realizar a través de la página web de la Aemps.

De acuerdo con el informe Cosmetovigilancia 2021, el pasado año se registraron en España 64 notificaciones relacionadas con 13 tipos de productos. De estas notificaciones, 24 fueron graves y 40 no graves. La sintomatología más habitual fue la dermatitis.

La categoría con más notificaciones (con un total de 24) fue la de productos de cuidado personal, que incluye cosméticos destinados a mantener la piel en buen estado, así como a decolorar el pelo y el afeitado. La segunda categoría con más notificaciones (10) fue la del cuidado del cabello, y la tercera (8), la de productos solares.

En Baleares, en 2021 sólo se notificó un incidente, que estuvo relacionado con una pasta dentífrica. El incidente se comunicó a la Aemps, que es la encargada de llevar a cabo las investigaciones oportunas.

El correcto etiquetado garantiza la trazabilidad de los productos y facilita la retirada del mercado en caso necesario.