Una campaña alerta de los peligros del aumento del consumo de azúcar

Actualizado 29/07/2014 22:36:36 CET
- VSF JUSTICIA ALIMENTARIA GLOBAL

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

VSF Justicia Alimentaria Global ha presentado este jueves la campaña '25 gramos' para alertar de los peligros asociados al incremento del consumo de azúcar y pedir "un etiquetado claro y una publicidad regulada" para los alimentos que incluyen azúcar en su composición.

La campaña está impulsada por la Alianza por el Control del Azúcar compuesta por Access Info, Amigos de la Tierra, Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Ecologistas en Acción, Medicus Mundi, No gracias, Plataforma Rural y VSF Justicia Alimentaria Global.

Según ha explicado el director general de VSF, Javier Guzmán, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no sobrepasar los 25 gramos de azúcar al día cuando en España la media es de 112 gramos al día y, por ello, pide medidas "para defender el derecho a una vida sana y saludable, así como el derecho a la alimentación".

"El azúcar en sí mismo no es malo", ha apuntado el miembro de Medicus Mundi Carles Miralles, para quien "el problema es que no podemos escoger realmente lo que comemos" ya que, a su juicio, hasta un 75 por ciento del azúcar consumida está "oculto en alimentos procesados y el etiquetado no es claro.

De hecho, durante la presentación de la campaña han presentado el informe 'Planeta Azúcar' con el que denuncian las "estrategias" que usa la industria alimentaria "para hacer que el azúcar sea omnipresente en la dieta".

"La mayor cantidad de azúcar que consumimos proviene de bebidas envasadas, cereales, bollería y productos lácteos", ha apuntado Modi Mwatsama, nutricionista y miembro de la organización internacional Global Health.

Por todo ello, proponen "un etiquetado claro, una publicidad regulada y una política de impuestos sobre los alimentos malsanos que sea coherente con las políticas de salud pública", ha añadido Ferran Garcia, coordinador de la unidad de investigación y redes de VSF Justicia Alimentaria Global.

Además, los autores de la campaña apuntan que existen alternativas que ya están funcionando con éxito en este sentido, como el etiquetado de semáforos en Reino Unido, la prohibición de la publicidad antes y después de los espacios infantiles en Noruega o la aplicación de un impuesto a los refrescos azucarados en Francia.

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB)

ha criticado que este tipo de campañas cuentan con una "base científica poco rigurosa" y "sólo conducen a sembrar dudas y a la desinformación del consumidor", y recuerda que existe un "amplio consenso científico" a nivel internacional que demuestra que "no existen alimentos buenos o malos, sino una alimentación equilibrada o desequilibrada".

De igual modo, recuerdan que la OMS ha emitido recientemente una consulta pública por la que mantiene la recomendación de que la ingesta diaria de azúcares sea del 10 por ciento pero buscan analizar si reducirla al 5 por ciento aportaría mayores beneficios al organismo. No obstante, asevera FIAB, "la consulta sigue abierta sin haberse concluido ninguna recomendación concreta para lo que se están analizando las más de 400 respuestas recibidas".