Unos rusos llevan a bautizar a su bebé y no al hospital tras un accidente

Actualizado 17/12/2013 22:23:08 CET
Actualizado 17/12/2013 22:23:08 CET

Para leer más

Unos rusos llevan a bautizar a su bebé y no al hospital tras un accidente

El pequeño falleció finalmente

MOSCÚ, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un pareja rusa está detenida y podría ser condenada a una pena de cárcel porque, tras un accidente de tráfico ocurrido en San Petersburgo, decidieron llevar a su hijo de dos meses a bautizar a una iglesia en lugar de a un hospital para que recibiera atención sanitaria.

   El bebé finalmente falleció debido a una lesión en la cabeza antes incluso de que pudiera ser bautizado y los padres están acusados por su celo religioso de un delito de "no prestar ayuda a una persona en peligro", penado con hasta un año de cárcel.

   El bebé, un varón, sufrió una lesión cerebral durante un accidente de tráfico de escasa importancia a pesar de viajar en una silla especial para bebés, informó este domingo el portal 'Fontaka.ru', según recoge la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

   Tras el accidente, los padres decidieron llevarle a una iglesia porque "de lo contrario se le habría negado el Reino de los Cielos", han explicado fuentes de la investigación citadas por 'Fontaka'. "El mejor templo para gente así es un psiquiátrico", ha señalado una fuente de la Comisión de Investigación, el organismo policial federal ruso.

   "Esto es superstición, no religión", ha indicado un portavoz de la Iglesia Ortodoxa rusa. "Deberían haber ido al hospital", ha añadido, según 'Fontaka'.

   El 83 por ciento de los rusos se consideraba creyente en 2012, según una encuesta de la empresa Levada. En 1991 la cifra era de apenas el 24 por ciento.

Para leer más