Publicado 16/12/2020 19:31CET

EEUU anuncia sanciones contra empresas con sede en China y EAU en su campaña de "máxima presión" contra Irán

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin
El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin - Ron Przysucha/US Department of S / DPA - Archivo

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este miércoles sanciones contra cuatro empresas con sede en China y Emiratos Árabes Unidos (EAU) por su presunto papel a la hora de "facilitar la exportación de productos petroquímicos de Irán".

El Departamento del Tesoro estadounidense ha señalado en un comunicado que las cuatro habrían participado en estas actividades en favor de Triliance Petrochemical Co., una empresa que se encuentra bajo sanciones de Washington desde enero de 2020.

"Estas empresas en China y EAU han dado a Triliance unos servicios de envío clave o han llevado a cabo transacciones financieras en nombre de la compañía, permitiendo que Triliance siguiera llevando a cabo y trasladando exportaciones petroquímicas iraníes", ha manifestado.

Así, ha argüido que "las ventas petroquímicas de Irán son una importante fuente de ingresos para el régimen iraní, que genera riqueza para sus líderes corruptos y financia un abanico de actividades malvadas, incluida la proliferación de armas de destrucción masiva y sus medios de lanzamiento, apoyo a grupos terroristas extranjeros y un abanico de abusos de los Derechos Humanos, tanto dentro del país como en el extranjero".

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, ha sostenido que "los sectores petroquímico y petrolero de Irán son fuentes primarias de financiación del régimen iraní, que la usa para apoyar su agenda maligna a nivel nacional e internacional".

"Estados Unidos actuará contra las personas que apoyen a actores ilícitos implicados en el movimiento de las ventas de petróleo y productos petroquímicos de Irán", ha zanjado, según un comunicado publicado por el Departamento a través de su página web.

La Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en septiembre la imposición de sanciones de forma unilateral acogiéndose al conocido como mecanismo 'snapback', incluido en el acuerdo nuclear de 2015 que Washington abandonó en 2018.

Dicha acción tuvo lugar a pesar de que el Consejo de Seguridad de la ONU había rechazado previamente extender el embargo impuesto contra Teherán y ha provocado nuevas críticas por parte de las autoridades iraníes contra Washington.

La derrota de Trump en las urnas y su salida de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021 no han cambiado la campaña de "máxima presión" de Washington, que ha continuado anunciando sanciones contra Irán, en medio de las críticas de Teherán, que ha pedido al mandatario electo, Joe Biden, que cambie de dirección cuando llegue a la Presidencia.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

En este sentido, el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, ha hecho hincapié durante la jornada en que el país sigue teniendo que poner su foco en hacer frente a las sanciones. "La retirada de las sanciones está en manos del enemigo, pero neutralizarlas está en nuestras manos", ha argüido.

Sin embargo, ha destacado que "esto no significa que no haya que buscar la retirada de las sanciones", condición impuesta por el Gobierno de Irán para su vuelta al cumplimiento de la totalidad de sus compromisos con el acuerdo nuclear. "Si las sanciones pueden ser retiradas, no debemos aplazar esto ni una hora", ha defendido.

Jamenei, quien se ha mostrado muy crítico con el acuerdo nuclear, especialmente después de que Estados Unidos se retirara del mismo y reimpusiera sanciones, ha cargado además contra los países europeos firmantes del pacto --Francia, Reino Unido y Alemania-- y ha dicho que su conducta ha estado marcada por la "hipocresía".

En otro orden de cosas, ha defendido la necesidad de que Irán "se fortalezca en todas las áreas" y en que "no confíe en el enemigo". "Hasta que nuestra fortalezca no crezca, los enemigos no abandonarán su avaricia y agresión contra nosotros", ha apuntado.

"Mi consejo es no confiar en el enemigo", ha manifestado, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV. "Las hostilidades no son específicas al Estados Unidos de Trump, de manera que terminaran con su salida (del poder). Estados Unidos también os engañó bajo (la Presidencia de Barack) Obama", ha zanjado.

Para leer más