Actualizado 17/04/2021 01:56 CET

Mueren ocho personas en un tiroteo en instalaciones de FedEx cerca del aeropuerto de Indianápolis

Un hombre ataca un centro de detención de migrantes y muere a manos de la policía en Estados Unidos
Un hombre ataca un centro de detención de migrantes y muere a manos de la policía en Estados Unidos - TWITTER - Archivo

La Policía identifica al autor del tiroteo como Brandon Hole, de 19 años y un exempleado de FedEx

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Al menos ocho personas han muerto en un tiroteo registrado a última hora del jueves en las instalaciones de la empresa de mensajería FedEx cerca del aeropuerto de la ciudad de Indianápolis, ubicada en el estado estadounidense de Indiana, según ha confirmado la Policía.

La portavoz del Departamento de Policía Metropolitana de Indianápolis, Genae Cook, ha indicado que el tiroteo, que estalló en torno a las 23.00 horas (hora local), se ha saldado con varios heridos y con la muerte del responsable, quien se habría suicidado.

El subjefe de la Policía, Craig McCart, ha identificado este viernes al autor como Brandon Hole, de 19 años y un exempleado de FedEx durante el año 2020, quien ha sido hallado muerto por una herida de bala aparentemente de forma autoinflingida, según recoge CNN.

Asimismo, un comunicado del FBI de Indianópolis ha señalado que la madre de Hole indicó a agentes de seguridad en marzo de 2020 que "podría intentar suicidarse". "Según los elementos observados en la habitación del sospechoso, que fue entrevistado por el FBI en abril de 2020, no se identificó ninguna ideología de extremismo violento", ha recogido el comunicado. El informe también indica que fue hallada una escopeta en su habitación en ese momento pero le fue devuelta.

El agente encargado de la investigación del suceso, Paul Keenan, ha señalado que se está tratando de determinar el motivo del suceso.

Por su parte, FedEx ha hablado de "un trágico tiroteo" en las instalaciones. "La seguridad es nuestra principal prioridad y nuestros pensamientos están con todos los afectados. Trabajamos para recopilar información y estamos cooperando con las autoridades en su investigación", ha zanjado.

BIDEN LLAMA A LA ACCIÓN CONTRA ESTA "EPIDEMIA"

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha ordenado que las banderas de las instituciones públicas ondeen a media asta en homenaje a las víctimas de la "epidemia" de las armas de fuego.

"Demasiados estadounidenses mueren todos los días a causa de la violencia armada. Mancha nuestro carácter y traspasa el alma misma de nuestra nación", ha lamentado el mandatario, quien ha recordado que, la semana pasada, pidió al Congreso que actuara inmediatamente para impulsar una legislación más restrictiva contra la posesión de las armas de fuego en Estados Unidos.

"Una legislación basada en el sentido común, amparada en la verificación universal de antecedentes o la prohibición de venta de armas de guerra o cargadores de gran capacidad", ha recordado Biden. "Podemos y debemos hacer más para actuar y salvar vidas", ha hecho saber, antes de dar sus condolencias a las familias y allegados de los fallecidos y pedir por la recuperación de los heridos.

El presidente ha vuelto a referirse este viernes al suceso insistiendo a que el Senado adopte el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes para regular las armas. "No me voy a rendir hasta que se haga" y ha vuelto a llamar "vergüenza nacional" a la ola de violencia armada que está ocurriendo en Estados Unidos.

"Todos los días hay un tiroteo masivo en los Estados Unidos (...). Es una vergüenza nacional y debe terminar", ha dicho.

Asimismo, también la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, ha mencionado el suceso en su cuenta de Twitter.

"Nuestra nación está de duelo con las familias que perdieron a sus seres queridos en Indianápolis y oramos para que los heridos se recuperen rápidamente" y ha insistido al Congreso a que actúe. "Como dije la semana pasada, hemos tenido más tragedias de las que podemos soportar y existen soluciones para prevenir la violencia armada. Biden y yo le pido al Congreso que actúe", ha zanjado.

En una de las primeras reacciones de las ONG, el responsable de la división de Amnistía Internacional para prevenir la violencia por arma de fuego en la nación norteamericana, Ernest Coverson, ha condenado este "devastador" incidente, otra "nueva masacre" que "no debería ser parte de nuestra rutina cotidiana".

"Estas últimas semanas han sido mentalmente agotadoras", ha lamentado Coverson, que se ha referido tanto a este incidente como la muerte por disparos de la Policía de Chicago del joven Adam Toledo, de 13 años de edad. "Nuestros líderes electos no pueden seguir con la cabeza enterrada en la arena. La violencia por arma de fuego es una de las violaciones de los Derechos Humanos más arraigadas a las que nuestro país se enfrenta hoy en día", ha manifestado.

Por ello, "no puede quedar más claro que necesitamos seguridad en lo que a las armas de fuego se refiere", ha añadido, antes de recordar que la mayoría de los estadounidenses están de acuerdo en que debemos aprobar una reforma de armas basada en el sentido común, pero durante casi 27 años el Congreso no ha tomado medidas".

"Es hora de que nuestros diputados escuchen a los supervivientes, a las familias de las víctimas y otras personas más afectadas por este azote. Estados Unidos está atrasado a la hora de establecer una legislación significativa que priorice las vidas humanas por encima de las armas. Podemos y debemos proteger a nuestras comunidades de estas devastadoras tragedias", ha concluido.

Para leer más