Publicado 05/06/2021 19:31CET

El 100% de los hogares riojanos con acceso a Internet cuentan con banda ancha

Archivo - La banda ancha de alta velocidad permite un uso intensivo de internet.
Archivo - La banda ancha de alta velocidad permite un uso intensivo de internet. - GOBIERNO DE ARAGÓN - Archivo

LOGROÑO, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La digitalización en La Rioja cobra fuerza y por primera vez en la historia, el 100% de los hogares con acceso a Internet cuentan con banda ancha, según se desprende del informe de la Sociedad Digital en España 2020-2021 presentado por Fundación Telefónica. El estudio revela igualmente que el porcentaje de viviendas con acceso a la Red creció tres puntos situándose en el 93,6%.

En el informe de Fundación Telefónica se constata que ocho de cada diez ciudadanos de La Rioja utilizaron varias veces al día Internet. Si se consideran frecuencias de uso inferiores, el 80,9% utilizaron Internet al menos una vez al día, y el 89,9% lo hizo de forma regular (al menos una vez a la semana), 4,8 puntos más que el año anterior, y lo que permite a La Rioja superar de forma holgada la media europea que se sitúa en el 85,3%.

De las actividades que se pueden realizar a través de Internet, destaca el aumento de 7,8 puntos en el porcentaje de personas que compran por Internet: en 2020, una de cada dos personas lo hicieron.

ACTIVIDAD EDUCATIVA

Este pasado año la actividad educativa ha sufrido una verdadera revolución por los confinamientos. Alumnos y profesores han recurrido a diferentes plataformas online para poder continuar con el proceso educativo a distancia. Ha aumentado así la población que utiliza material de aprendizaje a través de la red o la población que ha aprovechado para realizar algún curso online, que ha sido el 26,3%, 8,8 puntos más que en 2019, entre otras actividades.

Además del comercio electrónico y la educación online, los internautas riojanos también han utilizado de forma masiva su conexión a Internet para actividades relacionadas con la comunicación o el ocio digital: mensajería instantánea, redes sociales, música y vídeo en streaming, o realizar videollamadas, por ejemplo, cuyo porcentaje de población que lo ha hecho ha pasado de poco más del 50% al 76,1% en el último año.

En cuanto a las empresas, en el segmento de las pymes y grandes empresas, La Rioja se sitúa como la comunidad autónoma con mayor porcentaje de compañías con conexión a Internet: son el 99,3%, muy por encima del 92,2% de media nacional. La Rioja se sitúa también segunda en el ranking de CCAA con mayor porcentaje de pymes y grandes empresas usuarias de la Administración electrónica. Crece el porcentaje de empresas con algún sistema de ciberseguridad, que alcanza ya el 98%, muy por encima de la media nacional.

El estado de alarma decretado el 14 de marzo de 2020 y la posterior pandemia pusieron en evidencia que en España vivimos en una sociedad en red y que, gracias a la digitalización, los españoles pueden desarrollar la capacidad de resiliencia necesaria para seguir adelante en las situaciones más adversas. En solo unas semanas, la pandemia consiguió acelerar cinco años la adopción de hábitos digitales de los españoles en el hogar y las empresas.

AVANCE "IMPARABLE"

La normalización de la digitalización en la sociedad española y en todos los sectores productivos ha hecho que en este 2020 se produzca un avance imparable del papel de la tecnología, según La Sociedad Digital en España 2020-2021: El año en que todo cambió, el informe editado por Fundación Telefónica, que recoge los indicadores sociales más relevantes que conforman el panorama de la sociedad digital en España.

La resiliencia de las infraestructuras de banda ancha y el 5G
La crisis sanitaria, producida por la pandemia de la COVID-19, ha provocado cambios importantes en los hábitos de los españoles, incrementando el tiempo que dedicamos a actividades digitales. Todo ello ha sido posible gracias a que las redes de comunicaciones han superado en 2020 uno de los desafíos probablemente más importantes de este siglo, demostrando una gran resiliencia y facilitando a los usuarios trasladar al universo digital buena parte de su actividad diaria, tanto personal como profesional.

España ha sido el único país que, estando entre los más castigados por la pandemia, no ha tenido problemas con la red. Ha hecho frente a un aumento de la demanda de ancho de banda, un crecimiento del tráfico móvil de datos, y de la voz móvil, espectacular. Tras cuatro años de estabilidad, se ha producido un incremento interanual del 20% en el tráfico de voz, alcanzando el pico el 13 de marzo, día de inicio del confinamiento. España ha sido capaz de soportar este tráfico porque lleva años invirtiendo en lo que ahora es la red de fibra más extensa de Europa, y una de las más avanzadas de comunicaciones móviles, destacando que a finales del 2020 el 76% de la población ya disponía de tecnología 5G de Movistar.

EL PAPEL DE LA TECNOLOGÍA

La ciencia y la tecnología cada vez van más unidas para aportar soluciones a los grandes problemas. La inteligencia artificial ha contribuido en la lucha por controlar la pandemia: desde el control de la expansión de la enfermedad y su rápido diagnóstico, a la investigación en nuevos fármacos contra el virus. Con la IA surgen nuevas perspectivas que conciben espacios de convivencia de trabajo entre humanos y máquinas para generar fortalezas y que requerirán de un nuevo tipo de habilidades denominadas fusion skills. Sin embargo, la implantación de esta tecnología entre la empresa europea es todavía baja y España se encuentra por debajo de la media en este campo.

Otra de las tecnologías que avanza lentamente, pero con paso firme, en España es el blockchain, solo una de cada diez empresas tiene proyectos en este campo, pero las perspectivas apuntan que entre 2020 y 2023 superará a la media europea. Y en 2030 el blockchain habrá producido un aumento del PIB español de 24.000 millones de dólares y habrá creado un total de 227.000 puestos de trabajo.

Dos de las tecnologías que siguen creciendo en 2020 son la IoT, en el ámbito de la empresa, y la robótica en el industrial. De acuerdo con el INE, el IoT es la tecnología de vanguardia más utilizada por las empresas en España. Las compañías de mayor tamaño son las que hacen más uso de esta tecnología, en concreto, una tercera parte de las de más de 250 empleados, frente al 25% de las que tienen entre 50 y 250 trabajadores, y el 14% de las de menos de 50.

Y donde se abre una nueva etapa es en el mundo de la robótica industrial. Comienza una migración de la robótica desde los entornos controlados a los espacios libres, y desde los sectores especializados al resto del tejido productivo. España se encuentra entre los quince primeros países en términos de instalaciones anuales de robots industriales.

Uno de los ámbitos en los que más se ha notado la aceleración de los procesos de digitalización ha sido el empresarial. Durante el confinamiento, las empresas se vieron en la necesidad de seguir prestando servicio en un entorno en el que había que minimizar el contacto físico con empleados, proveedores y clientes. Casi el 70% de los gerentes españoles afirma haber acometido algún tipo de transformación digital en su negocio como respuesta a la COVID-19, según un informe de Salesforce.

Esta nueva era digital requiere una fuerza de trabajo digital y la Comisión Europea establece que la demanda de trabajadores formados en informática y telecomunicaciones crece un 4% anual, de forma que calculó que en 2020 el mercado europeo se enfrentaba a una carencia de 756.000 expertos TIC.

La COVID-19 ha hecho que las compañías den un impulso por subirse al cloud, casi una tercera parte del tejido productivo hace uso de algún tipo de servicios en la nube; el teletrabajo ha venido para quedarse y se han automatizado algunos procesos corporativos. Cuando se desató la crisis sanitaria, el porcentaje de trabajadores impulsado a teletrabajar pasó del 5% al 34% de la noche a la mañana y, a pesar de lo inesperado, solo un 23,8% de los usuarios del teletrabajo declaró haber experimentado alguna dificultad al realizar una labor desde casa.