Errejón pide el voto al desencantado que optó por Cs en 2015 y dice a Podemos que no hay que "equivocarse de adversario"

Retratos del candidato de Más Madrid a la Presidencia de Madrid, Íñigo Errejón
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 06/04/2019 10:59:40CET

Insiste en que va de la mano de Carmena y aspira a presidir un gobierno progresista en coalición

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Más Madrid a la Comunidad, Íñigo Errejón, quiere el voto del madrileño desencantado que se decantó en 2015 por Ciudadanos, un partido "desnortado" ahora mismo, y, con las miras puestas en el próximo 26 de mayo, recuerda a Podemos que "es importante no equivocarse de adversarios".

En una entrevista con Europa Press, ha sido preguntado por las palabras de la candidata de Podemos a la Comunidad, Isa Serra, quien ha señalado que sería un error que Errejón estuviese dispuesto a abstenerse ante un gobierno del PSOE con Ciudadanos, una opción que este último partido ha rechazado de lleno actualmente.

Lo primero que ha hecho Errejón ha sido mandar un mensaje al partido que "ha fundado y sudado": "Es importante no equivocarse de adversarios y uno es tan grande como las metas que se plantea". En este punto, él tiene claro que a quien quiere ganar es al PP mientras que, por otro lado, ve "imposible llegar a acuerdos con este Ciudadanos".

En su opinión, la formación naranja está en "un apuro" y les ve "claramente desnortados". "Nace como una formación política que quiere aportar regeneración y, sin embargo, sostiene en la Comunidad al PP de la Gürtel y la Púnica y en todos los lugares donde le han dado los votos", ha destacado.

También ha atacado a la formación 'naranja' recordando que si de Cs dependiera, "la alcaldesa de Madrid hoy sería Esperanza Aguirre y no Manuela Carmena". "Pero, además de eso, Ciudadanos en los últimos tiempos, desde la irrupción de Vox, ha sufrido un proceso de mutación que le pone en un punto casi irreconocible para una buena parte de sus votantes, no se reconocen en la foto con Vox y Abascal", ha señalado.

Tras considerar que "ni siquiera aritméticamente" se van a dar los números para que el apoyo de Ciudadanos sea decisivo en un posible gobierno del PSOE "porque se está desinflando", ha apuntado que sabe de gente que ha votado a Cs y que no se reconocen "en absoluto en la foto con Vox y PP".

"Ese no es su partido", ha señalado, para contestar con un "sí" a la pregunta de si está pidiendo el voto para ese desencantado que apostó por Ciudadanos hace cuatro años. "Sí, pero cada vez hay menos votantes, no sé cómo decirlo, que se casan con un partido... Los hay con unas inclinaciones u otras", ha añadido.

Errejón ha puesto el ejemplo de una ciudadana con la que habló recientemente dentro de su campaña de llamar a los vecinos. Según ha relatado, no le quiso decir a quien había votado hace cuatro años aunque lo intuyó. Dijo que era "más liberal en lo económico y más progresista en lo social, pero que su partido se ha "escorado" y se sentía "huérfana".

Según Errejón, hay gente, como esta señora, que no se reconoce en lo que ha hecho Ciudadanos y que "es posible que se avergüence cuando (Isabel) Díaz Ayuso "se declara heredera de Esperanza Aguirre" y sabe que si vuelve a optar por el voto a Ciudadanos, "el PP siga en el poder y las tramas sigan sin investigarse y el dinero de los madrileños siga sin volver". "Es un partido que se está haciendo el harakiri", ha considerado.

LAS FAMILIAS, SU PREOCUPACIÓN

En este sentido, ha indicado que es posible que haya madrileños "preocupadísimos por las familias" y a ellos les quiere decir que no va a parar hasta "que no haya suficientes plazas para que las parejas jóvenes puedan tener hijos y conciliar". Quiere garantizar a esa familia que le va a dar las condiciones para que tener un hijo no sea un "deporte de riesgo".

Y es que Errejón quiere abordar todos los temas y no se va a poner a hacer "una campaña en la que cada uno le habla a los que están convencidos" y "no hay debate". Es lo que, a su juicio, ya está pasando en la campaña de las elecciones generales, "una especie de sucesión de monólogos para el público".

"No sé por qué hay temas que le pertenecen a unos o a otros, como soy progresista no puedo hablar de la familia...", ha lamentado, para añadir que son "preocupaciones humanas, no de la derecha" y que cuando habla de "transversalidad, no es una estrategia de marketing, es que las grandes preocupaciones humanas son preocupaciones votes lo que votes".

En este punto, ha señalado que su diferencia con los de derechas es que piensa que "cooperar es mejor que el 'allá cada uno con lo suyo'". "Eso lleva a muchos temas de la vida", ha agregado.

Independientemente de esto, y reiterando que él "va de la mano" con Manuela Carmena, ha insistido en que quiere "ser presidente" en un gobierno progresista que no duda que va a ser "de coalición con el reparto que quieran los ciudadanos".

"A partir de mi generación ya todos entendemos que en España durante mucho tiempo va a ver gobiernos con diferentes modos de colaboración, el que diga que tiene soluciones para todos sin colaborar con ningún otro o es un soberbio o no se ha enterado de lo que ha pasado en los últimos años", ha lanzado.

Contador