4 de abril de 2020
 
Actualizado 21/02/2020 18:54:44 +00:00 CET

Ifema analiza en profundidad el estudio de viabilidad del Palacio de Congresos de la Castellana

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto (i) y la secretaria de Estado de Turismo, Bel Oliver (d) en el Palacio de Congresos y Exposiciones, en Madrid (España).
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto (i) y la secretaria de Estado de Turismo, Bel Oliver (d) en el Palacio de Congresos y Exposiciones, en Madrid (España). - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ifema está analizando el profundidad el estudio de viabilidad del Palacio de Congreso de la Castellana que ha lanzado el Gobierno central para la remodelación y apertura de esta instalación de 40.000 metros cuadrados, que lleva en desuso desde el año 2012.

Así lo han indicado fuentes de Ifema a Europa Press para recordar que es público y notorio su interés por hacer con la gestión del Palacio de Congresos de la Castellana.

De hecho, recuerdan que en enero de 2018 se presentó en el marco de la Feria Internacional de Turismo de Madrid un acuerdo con el anterior Ejecutivo central, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento orientado a que Ifema se hiciera con la gestión y poder recuperar el edificio.

Entonces, el presidente ejecutivo de Ifema, Clemente González, detalló que la reforma de las dependencias rondaría los 60 millones de euros y que podrían acometerse entre 10 y 12 meses.

Ahora, el plan lanzado por el Gobierno central recoge que se invertirá 72,6 millones para rehabilitación del Palacio de Congresos de Madrid, ubicado en el Paseo de la Castellana, que será cedido a una empresa concesionaria que deberá incluir en él la sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Así se detalla en el estudio de viabilidad para la rehabilitación y explotación del edificio, propiedad del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que fue publicado este jueves. De los 72 millones de euros, la inversión en la obra de rehabilitación del Palacio será de 60,9 millones de euros, mientras que el espacio que se destinará a la OMT será de 11,6 millones de euros.

El flujo de caja generado por la explotación sería de unos 470 millones de euros, de los que la concesionaria debería abonar 1,25 millones de euros anuales como canon de explotación. La entidad concesionaria obtendría ingresos a través de la explotación del edificio, de dónde extraería este canon a pagar a la Administración.

La duración máxima de la concesión, de 40 años, comenzará a partir del día siguiente a la firma del contrato. Al finalizar el plazo, la concesionaria deberá entregar a la Administración los activos "en perfecto estado de conservación". La entidad concesionaria deberá hacerse cargo de los proyectos de construcción y su ejecución, así como de la conservación y la explotación del Palacio de Congresos.

Este periodo incluye un plazo de 12 meses para la redacción de los proyectos y de 36 meses para la construcción, por lo que el periodo total de explotación sería de 36 años. Desde este jueves se establece el plazo de un mes para presentar alegaciones.

Está planeado que la OMT, única entidad de las Naciones Unidas con sede en España, traslade al Palacio de Congresos su sede en un núcleo de oficinas anexo al edificio que se va ampliar y remodelar.

CERRADO DESDE EL AÑO 2012

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid tuvo que cerrar sus puertas a finales de 2012 para subsanar algunas deficiencias en materia de autoprotección y seguridad, particularmente en lo relativo a la sectorización completa del edificio, construido en 1970, con un presupuesto tasado entonces en 80 millones de euros.

En un primer momento se calculó que las obras estarían terminadas el 31 de enero de 2013 y que el cierre duraría unos tres meses pero en octubre de 2013 se convirtió en indefinido.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró nulo en noviembre de 2016 el acuerdo aprobado por el Ayuntamiento de Madrid en abril de 2015 para dar 'luz verde' al Plan Especial para el Palacio de Congresos que contemplaba la remodelación integral del complejo y la construcción de un nuevo edificio de 23 plantas introduciendo el uso hotelero para un establecimiento de cinco estrellas, que quedó relegado.

Para leer más